Silvestre, de 59 años de edad, fue hallado muerto el pasado día martes en el sector del Peñón, entre las provincias orientales de La Romana y San Pedro de Macorís, luego de que fuera secuestrado por cuatro personas.

En el mes de mayo de este año Silvestre fue detenido, durante seis días, en el marco de un proceso judicial por difamación e injuria contra el representante del ministerio público de La Romana. Silvestre, según reportes provenientes de su país, venía haciendo denuncias contra el crimen organizado desde el programa "La Voz de la verdad" y una revista quincenal.

La FELAP, a través de la Comisión de Investigación de Atentados contra Periodistas (CIAP), en seguimiento permanente del estado de violencia en la región, con numerosos crímenes, que afecta a quienes ejercen la profesión, exige en este caso –como en todos– que no haya impunidad. Al mismo tiempo que solicita a las más altas autoridades del país que se hagan todos los esfuerzos para crear condiciones de protección efectiva a la vida de los trabajadores de la prensa.

Por el Comité Ejecutivo de la FELAP Juan Carlos Camaño.