JPEG - 9 KB

Militares estadounidenses perdieron la pista del aparato que supuestamente se hundió en el Pacífico tras iniciarse la fase del planeo, 26 minutos después de que fuera lanzado con la ayuda de un cohete propulsor desde la base aérea de Vandenberg, en California.

El Pentágono lleva ocho años desarrollando el modelo hipersónico Falcon HTV-2 para asegurarse la posibilidad de un “ataque rápido global”, es decir, destruir con armas nucleares o convencionales cualquier objetivo a lo largo del mundo en menos de una hora. El aparato necesita apenas 12 minutos para cubrir la distancia entre Nueva York y Los Ángeles.

Ya es la segunda prueba fallida del Falcon HTV-2. Durante el primer ensayo, en abril de 2010, los controladores perdieron contacto con el aparato nueve minutos después del lanzamiento.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)