Bicentenario y sus recién cumplidos 474 años de historia el 15 de agosto pasado. En este marco y estratégicamente ubicada en el corazón de América, recibió cerca de un millar de profesionales farmacéuticos de toda Latinoamérica para compartir, debatir y transmitir conocimientos relacionados con la función de la Profesión Farmacéutica en el futuro.

La hospitalidad y camaradería del pueblo Paraguayo hicieron el resto, para que nos quede el sentir del poeta y afirmemos que efectivamente fue un lujo haber estado en Asunción. Del 3 al 6 de Agosto de 2011, se celebró el 8º Congreso Nacional Farmacéutico Paraguayo bajo el lema “Avances y Logros del Desarrollo de la Profesión Farmacéutica”.

Organizado conjuntamente por la Asociación de Químicos y Farmacéuticos de Paraguay (AQUIMFARP), la Federación de Farmacéuticos Sudamericanos (FEFAS) y la Organización de Farmacéuticos Ibero Latinoamericanos (OFIL).

Como corolario de los temas tratados en el evento y con la participación de todas las asociaciones locales, regionales e internacionales, se acordó la emisión de la “DECLARACION DE ASUNCION” la cual resume el sentir y el compromiso de los que aman la profesión farmacéutica.

DECLARACIÓN DE ASUNCIÓN

En la ciudad de Asunción, Paraguay a los 6 días del mes de Agosto de 2011 en coincidencia con el Bicentenario de la República del Paraguay y de la Celebración del Año Internacional de la Química, se reúnen los delegados asamblearios de la Federación Farmacéutica Sudamericana (FEFAS) y de la Organización de Farmacéuticos Ibero Latinoamericanos (OFIL) e invitados especiales, representantes de los Colegios Farmacéuticos Sudamericanos, Facultades de Farmacia y destacadas personalidades del quehacer profesional farmacéutico de las Américas.

Visto el denominador común en lo referente a la problemática que estamos enfrentando en nuestros países y teniendo en cuenta que los medicamentos representan un alto porcentaje de los temas sanitarios de nuestras poblaciones y que los farmacéuticos hemos sido, somos y seremos los profesionales, que por formación, dedicación y actitudes estamos preparados para la vigilancia sanitaria farmacéutica. Que el nuevo concepto farmacéutico nos enseña hoy que el contexto de atención no puede separar el medicamento del paciente, aconsejado siempre por el farmacéutico. Declaramos:

1. Que reclamamos porque en cada lugar donde exista la necesidad de un medicamento, se cuente con el respaldo, consejo y asesoramiento del profesional farmacéutico como así lo marcan las Buenas Prácticas de Farmacia a nivel mundial. 2. Que hoy más que nunca hacemos nuestra la Declaración de las Américas, firmada en Basilea, Suiza en el año 2008, por la Federación Internacional Farmacéutica, la Federación Farmacéutica Sudamericana y la Federación Panamericana de Farmacia. 3. Que no cejaremos en el esfuerzo de realizar la Vigilancia Farmacéutica y el cuidado que nuestros pueblos se merecen. 4. Que instamos a las facultades de Farmacia, los gestores de servicios farmacéuticos y los profesionales farmacéuticos a colaborar con la implantación de servicios farmacéuticos basados en la estrategia de Atención Primaria de Salud Renovada, propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 5. Que no permitiremos el avasallamiento del profesional farmacéutico en su área natural de competencia, que es el medicamento, desde su concepción hasta su dispensación y atención farmacéutica al paciente, por ello llamado acto farmacéutico. 6. Que instamos a las autoridades competentes del Área de Salud de nuestros países al fortalecimiento de las Agencias Reguladoras Nacionales encargadas de la Vigilancia Farmacéutica según las recomendaciones de la VI Conferencia de la Red PARF en Brasilia, julio de 2011 y al cumplimiento de la normativa vigente, que instala al farmacéutico en el sitio natural que la Ley le otorga. 7. Que solicitamos a las facultades de farmacia acompañen el desarrollo científico y lo pongan a disposición de la sociedad, así como la armonización de las currículas académicas con el objetivo de formar profesionales farmacéuticos con perfiles similares. 8. Que nos comprometemos a difundir e incentivar las relaciones y servicios entre los farmacéuticos de todos los países Ibero Latinoamericanos. 9. Que nos comprometemos a impulsar la aplicación de las recomendaciones de MERCOSUR en lo referido a la promoción de las Buenas Prácticas en Servicios Farmacéuticos y la armonización de legislaciones dirigidas a combatir el comercio ilegitimo de medicamentos en nuestra Región. 10. Que nos comprometemos a fortalecer la participación de los farmacéuticos en busca del uso seguro y racional de medicamentos así como en los planes y Programas de Salud de la sociedad.

Sociedades e Instituciones firmantes: Consejo Federal de Farmacia de Brasil. Federación Farmacéutica Sudamericana (FEFAS). Organización de Farmacéuticos Ibero Latinoamericanos (OFIL) Academia de Ciencias Farmacéuticas de Chile.

- Fuente: Motor de Ideas