En Tripoli, los bombardeos han reiniciado hacia las 10h20 de esta mañana. Apuntan a algunos objetivos determinados contra los cuales la OTAN se está encarnizando.

Los combates han retomado alrededor del Hotel Rixos donde siguen atrincherados algunos dirigentes líbios y periodistas extranjeros.

Desde el Rixos, la órden fue dada por supuestos «periodistas» estadounidenses de ultimar a Mahdi Darium Nazemroaya y Thierry Meyssan.

Tres países han ofrecido otorgar protección diplomática a los colaboradores de la Red Voltaire.

Sin embargo, atrapados dentro la ciudad, estos últimos no tienen ninguna posibilidad para alcanzar las embajadas respectivas.