Fue un inagotable combatiente antiimperialista, un comprometido hacedor en el campo de las ideas bolivarianas del proceso revolucionario que lidera el presidente Hugo Chávez Frías, y un hombre que cultivó -también en la amistad- la defensa de los explotados y de los pueblos agredidos por los dueños del dinero. Fue, además, uno de los creadores y defensores de la FELAP, para la que siempre estuvo dispuesto, en los momentos de adversidad y en los mejores.

A él, entonces, nuestro interminable y fraternal recuerdo.

Por la FELAP Juan Carlos Camaño Presidente.