En el más reciente "Comentario a Tiempo" de nuestro compañero Teodoro Rentería Arróyave, vicepresidente de la FELAP-México y fundador de la FAPERMEX, se denuncian los crímenes de Yarces Viveros y González Trápaga y se renueva la exigencia del gremio periodístico mexicano ante las autoridades del país para que haya justicia, para que cese la barbarie, para que acabe la impunidad.

La FELAP, toda, se pronuncia nuevamente reclamando que el desesperante estado de situación se atienda con seriedad, responsabilidad y un definitivo compromiso de detener la masacre de periodistas en México. Y al mismo tiempo, frente a estos asesinatos, nuestra organización renueva el pedido hecho ante diferentes organismos internacionales que, como la UNESCO, se han pronunciado en favor de dar debido tratamiento a la angustiante realidad de los trabajadores de la prensa y de sus familias.

Junto a estos dos nuevos crímenes, la FELAP denuncia la ausencia de políticas de Estado destinadas a crear condiciones para el libre ejercicio de la profesión y la defensa de la vida, lo cual se ha convertido en una invitación permanente a amenazar, perseguir y matar.

Por la FELAP Juan Carlos Camaño. Presidente.