Los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) del Perú están en serios aprietos, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, con sede en Washington, EEUU, frente a una denuncia por diversos ilícitos que han consumado tanto en el primer Proceso de Amparo como en el segundo iniciados por el arequipeño Fernando Gerdt Tudela contra el Banco de Crédito del Perú.

Presentamos el acuse de recibo de la denuncia que comunica dicha Comisión Interamericana en este desaguisado del malhadado TC.

Tan grave es el asunto que uno de sus miembros: Oscar Urviola Hani, fue antiguo funcionario de años del citado Banco, apoderado por Escritura Pública inscrita en los Registros Públicos y hombre de confianza de Dionisio Romero y, sin embargo, ha intervenido con desenfado en los dos procesos constitucionales de amparo, firmando providencias y formando parte del pleno en audiencia pública.

En uno, suscribiendo resoluciones en favor del banco y luego, con descaro, retirando su firma de lo resuelto; sí, retirando la firma que estampó en la resolución del TC, contando con la complacencia del resto de miembros. ¿Un juez puede retirar la firma de la sentencia por más prevaricadora que fuese?

En el segundo amparo, pese a correrse del primero, por tener un conocido corazón banquero añejo con el ilícito retiro de firma de una resolución, integró impávido el Pleno del TC el día de la Vista de la Causa del 03-06-2011 (Exp. 1908-2011), incluso formuló una sola pregunta al entonces abogado informante: Dr. GUILLERMO OLIVERA DÍAZ, en el sentido que fue el Banco del Sur quien demandó el proceso de ejecución contra Gerdt Tudela y no el Banco de Crédito del Perú, pese a que quien litiga actualmente y ha ejecutado los inmuebles del supuesto deudor es este banco, por haber comprado los activos y pasivos del Banco del Sur. Quién presentó la demanda no importa, si quien prosigue el juicio y ejecuta es el Banco de Crédito, al mismo que representó por años el magistrado del TC de marras.

De estas y otras perlas ilícitas se encarga la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y, finalmente, será la Corte Internacional de San José de Costa Rica la que tome cartas en este espinoso asunto, por un Pagaré de más de Doscientos mil nuevos soles que la justicia ordinaria, en 3 instancias, ha declarado NULO por carecer de objeto lícito, haber sido llenado en blanco después del protesto notarial y que, sin embargo, el TC desoye en dos procesos de amparo, quizá porque el viril caballero es don dinero, del Banco de Crédito que sigue sirviendo Urviola Hani concertado con los demás.

Documentos adjuntos


OSCAR URVIOLA HANI, ex funcionario y apoderado del Banco de Crédito y hoy magistrado del Tribunal Constitucional que ha tenido el descaro de ser juez y parte y, encima: ¡retirar! su firma de una sentencia. ¿Es moral y aceptable tanta irregularidad?


(JPEG - 8.3 KB)

Acuse de recibo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
(JPEG - 65.4 KB)

OEA, original del documento de la CIDH.
(PDF - 36.6 KB)