Según Nathalie Guibert, en el diario francés Le Monde, el Estado Mayor de Francia y el del Reino Unido se repartieron el control de las aguas territoriales de Libia por parte de sus submarinos un mes antes de la intervención de la OTAN contra ese país, o sea desde el comienzo de los incidentes en Benghazi. Indica este mismo diario que 4 submarinos nucleares de ataque (SNA) fueron desplegados frente a las costas de Libia durante la operación «Protector unificado». Uno de ellos realizó al parecer varias misiones de inteligencia desde finales de febrero.

Dichas informaciones corroboran parcialmente lo que la Red Voltaire pudo comprobar en el teatro de operaciones: fuerzas regulares de Francia y Reino Unido, y de Italia también, así como fuerzas irregulares de Arabia Saudita, fueron desplegadas ya desde el 17 de febrero de 2011.

Su despliegue no era una respuesta a la masacre del 15 de febrero [1] (durante la manifestación de los nasseristas y los marxistas a favor de una constitución) sino que acompañó la manifestación del 17 de febrero (la de los senussis contra las caricaturas de Mahoma) [2].

« Le rôle discret des sous-marins français dans les opérations en Libye » (La misión secreta de los submarinos franceses en las operaciones en Libia), por Nathalie Guibert, diario francés Le Monde, 8 noviembre de 2011 2011.

[1] Esta masacre fue atribuida por la ONU a Gaddafi, pero de acuerdo a los organizadores del evento, la masacre fue perpetrado por miembros de Al Qaida

[2] Una de las tres principales razones de la rebelión en Bengasi y la llamada de los 61 líderes de las tribus contra Gaddafi era la creencia en el hecho de que Gaddafi fue el patrocinador secreto de las caricaturas de Mahoma.

La manifestación del 17 de febrero celebraba la memoria de los militantes islámicos muertos por la policía durante una manifestación previa en contra de las caricaturas de Mahoma en el consulado danés. En aquella época los europeos agradecieron a Libia por defender el consulado de Dinamarca de acuerdo con la Convención de Viena.