por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

16-12-2011

En el aire tremendo faenón natural.- Del agua y la tierra interdependientes del sol vienen las lluvias que originan las lagunas y sus pantanos o bofedales, en Conga, Celendín, Cajamarca y en cualquier lugar. Igualmente, el agua que drena de los colchones acuíferos, como el cerro Quilish en la misma región.

Tiempo después aparece un Benavides sediento de oro sin límite y los desaparece casi de un solo tajo o de varios. A su método inhumano, con desparpajo, lo membreta como “tajo abierto”, como si deseara que todos expectemos la tamaña inhumanidad que deja llamada pobreza, sin que sea vista la fortuna millonaria que apiña en los bancos y paraísos fiscales.

Para que este proceso sea incólume por más de 20 años cada gobierno ha sido sin decirlo la “Policía de Yanacocha” (Raúl Wiener). Ni pizca de diferencia entre Fujimori, Toledo y García. Ollanta Humala no duda hasta hoy de ser el furgón de cola, defraudando a su primigenio elector y echando del poder a los intelectuales que lo ayudaron a ser Presidente, como Carlos Tapia y Sinesio López, sin hacer lo mismo con Omar Chehade.

Tajos en tajo abierto.- ¿Sabías que explotando minas a "tajo abierto" un solo tajo, luego de trasvasar el agua (o sea, secarla) de la laguna El Perol, en el proyecto minero Conga en Cajamarca, puede tener 1950 metros de longitud (casi 2 Kms.), 445 metros de enorme profundidad y una anchura acomodaticia?

Si sumamos muchos tajos de semejante tamaño desaparecen el suelo o superficie de los cerros, el lecho de las ex lagunas y de los terrenos agrícolas. Al indefenso campesino cajamarquino lo desplazan sin rumbo.

¿Te gustaría que te prodiguen un inmenso tajo en el cuerpo y te dejen tasajeado o surcado y sin sangre o exangüe? A mí no; será porque soy cajamarquino.

¡A los que buscan oro esto les encanta y nutre. Sus millones fueron producto de infinidad de tajos en parajes como La Oroya, Cerro de Pasco, Hualgayoc y otros lugares horriblemente sacrificados!.

¿Tanto tajo inhumano de marca Benavides con estos espacios lénticos que constituyen los lagos y lagunas, en cuyo origen las lluvias son más que providenciales?

Documentos adjuntos


Tajo abierto de Yanacocha.
(JPEG - 34.2 KB)