por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

24-12-2011

¡NAVIDAD INFELIZ!, la que depara el Presidente Ollanta Humala al sufrido pueblo peruano y aguantador:

Imponiendo Conga a rajatabla; apelando con sordina de una sentencia judicial que devuelve el Gas de Camisea al Estado, defraudando así al Perú, a sus electores y a su promesa electoral; negociando a escondidas con la empresa española Telefónica (hoy MOVISTAR) la renovación de la concesión por 20 años más al puro estilo inmoral fujimorista; echando del poder con deslealtad a todos los que trabajaron su triunfo electoral en abril y junio 2011 desde que perdió la presidencia el 2006; etc., etc.

Con semejantes vuelcos de marioneta sin brújula, señor Presidente, ni crea que la Navidad sea Feliz y que "el próximo año sea mejor". Peca de ingenuo.

A mí, que voté por Usted en las 2 vueltas, ya me decepcionó, como a millones de peruanos más. Se lo enrostro de frente y sin tiquismiquis, pese a ser condiscípulo universitario durante 5 años de su consecuente señora madre, Elena Tasso.

Espero que "cacos comunes" no asalten mi oficina de abogado, como la hizo saquear Montesinos-Fujimori el 3 de octubre de 1997: ¡se llevaron solo el CPU (disco duro) de mi computadora!. Léase el diario La República de entonces.

Documentos adjuntos