• El anuncio del recrudecimiento de las sanciones de la Liga Árabe y de la presentación del caso al Consejo de Seguridad de la ONU se ha visto opacado por numerosos artículos sobre las catastróficas consecuencias de las sanciones para las economías de los mismos Estados que las decretaron.

• El acuerdo entre la Liga Árabe y el gobierno sirio para el despliegue de observadores fue recibido con alivio en el Medio Oriente. En efecto, Damasco había planteado como única condición que la Liga Árabe volviera a la neutralidad. Aunque no se ha dicho claramente, todos estiman que el desplazamiento de los observadores implica un levantamiento de las principales sanciones y que tendrá por resultado una reanudación de la actividad económica.

Documentos adjuntos


(PDF - 3.2 MB)