• El llamado del comandante del Ejército Sirio Libre a favor de una intervención militar internacional demuestra que la oposición armada reconoce que no podrá tomar el poder en Siria por sí sola.

• En el diario francés Le Figaro, el intelectual cristiano Michel Kilo llama a la sociedad civil «a derrocar la dictadura siria». Afirma que si la oposición pusiera fin a sus manifestaciones, la represión causaría como mínimo 46 000 muertos. Admite de paso que el Ejército Sirio Libre no tiene la menor posibilidad de derrotar al ejército del país, que la mayoría de los líderes del Consejo Nacional viven en el exilio desde hace mucho y que para el pueblo sirio no son más que desconocidos. También reconoce que los «revolucionarios» siguen sin lograr que su causa obtenga el respaldo del pueblo.

• En el Jerusalem Post, Ray Hanania se pregunta cómo puede al-Assad proclamarse defensor de los palestinos mientras reprime a su propio pueblo. Pero en Suiza, el Neue Zürcher Zeitung confirma que Siria es, en realidad, el país donde los palestinos están más y mejor integrados a la sociedad en comparación con el resto del mundo.

Documentos adjuntos


(PDF - 4.8 MB)