El ex gerente y también ex apoderado del Banco de Crédito del Perú, BCP, Oscar Urviola Hani, hoy juez del Tribunal Constitucional, sabía perfectamente que al tratarse de un caso de su ex empleador, debía inhibirse de participar en la Vista de la Causa el 1 de junio del 2011 y no se abstuvo intencionalmente. Ni siquiera podía mirar, preguntar o relacionarse como sí aconteció en dicha Vista, en el Expediente No. 01908-2011-AATC. (Ver los magníficos artículos del doctor Guillermo Olivera Díaz: Prevarica juez constitucional que antes fue abogado de BCP http://www.voltairenet.org/Prevaric... y TC prevarica y esconde torpemente a prevaricador http://www.voltairenet.org/TC-preva...).

Oscar Urviola Hani participó en la Vista de la Causa, hizo preguntas, fue parte del elenco de los 7 magistrados del Tribunal Constitucional y ¡NO PODIA HACERLO! ¿Es exclusiva su responsabilidad? Sospecho que no. Los otros jueces del TC, sabiendo que había sido gerente y apoderado del Banco de Crédito, permitieron que participara. A ellos alcanza también la punición por complicidad primaria con el autor del prevaricato, si es que hay justicia en Perú. Y que debe comenzar castigando las incoherencias y delitos de los más encumbrados.

La Certificación expedida por el Tribunal Constitucional demuestra, palmaria y categóricamente, que Oscar Urviola Hani fue parte de esa Vista de Causa y no podrá negarlo, él o cualquiera de los otros 6 que sí firman declarando la improcedencia de la demanda. ¡Como si esto no fuera una manifiesta inconducta funcional de contenido penal!

¿Qué puede esperar el pueblo peruano de un Tribunal Constitucional que prevarica –esa es la palabra- y que esconde al prevaricador Oscar Urviola Hani? Evidentemente no felicitaciones ni zalemas, en cambio sí censura, remoción y la penalidad más severa y ejemplarizante.

Documentos adjuntos