por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

3-2-2012

¡El detenido espía chileno: LUIS MAXIMILIANO SERAIN GUTIERREZ, parece que cuenta con un interés "individual" trasnochado, que anida su particular solipsismo!.

¿Habrá que creerle al dinámico canciller chileno, Alfredo Moreno Charme cuando niega la vinculación de su nacional con un remedo de espionaje y anda preocupado por la llamada, por el Cónsul de ese país, Alejandro Maricio Ugaz, “absurda detención” de un viajero mapochino?

Los que le creen a rajatabla tendrán que imaginar que de un tiempo a esta parte los rotos sureños andan con intereses personales trasnochados, solipsísticos a ultranza.

Se trasladan desde Santiago hasta el norte del Perú, un poco más de 3,000 kilómetros, ¿a pie?, y ya en Talara deambulan por las calles, reconociéndolas, y luego sentados en un parque caluroso hacen el croquis con trazos burdos de esa ciudad, con el que son detenidos.

¿Cuánto vale un croquis de Talara, hecho sin belleza alguna, a mano nerviosa por estar en país ajeno, en el mercado mundial? La friolera de nada; pero quizá sí para el gobierno chileno que funge de amigo del peruano, sobre todo cuando los azota un temblor de grado 8 para arriba.

¿Derecho Penal natural cuando la tierra tiembla y desbasta el sur que aún sueña espiar al imaginado contrario? No lo sé, ni deseo elucubrar en pos.