por Guillermo Olivera Díaz; godgod [email protected]

16-2-2012

El psiquismo humano está demasiado macizo y corrompido, estructurado casi con cemento, apelmazado por años, y quien cuenta con esa mole adentro, además de vencido, no puede ser otro en breve. Ni de la religión, codicia y sexismo también imbuidos se divorcia fácilmente.

En mi Cajamarca natal todos espetan frente a una dádiva: "Que Dios se lo pague". Apelan precisamente a quien no podrá pagar tangiblemente. Un nuevo influjo deberá ser también por muchos años para que se moldee otro psiquismo.

Empero, los Benavides, Dionisios y Movistar que influyen ahora necesitan del statu quo. Los seres actuales con prejuicios sólidos y taras les convienen. Los honestos estorbamos.

Las propias redes sociales enseñorean lo negativo. “Copiar” y “pegar” es su método.

Los bancos institucionalizan la estafa, que advertida impiden la compra de un ansiado departamento. Hipotecan de por vida un edificio, que garantiza hasta deudas personales del prestatario-vendedor, y los ignorantes que compran son sus víctimas.

A todo ese enjambre multifacetado se le llama SISTEMA POLÍTICO-SOCIAL. ¿Darán sus miembros leyes para el CAMBIO? NUNCA JAMÁS.

Primero, capturan al pelmazo gobernante, llámese Fujimori, Alan García, Toledo u Ollanta, a quienes, que estaban por un poquito para el desliz, o ya lo eran, los hacen asaz millonarios, con fondos suficientes para optar la reelección.

Los crímenes que consuman al paso, porque hipertrofiaron la tiranía que tenían dentro, aunada a su ínsita corrupción, a algunos los tiene en DIROES, Base Naval, en la cárcel. A otros, todavía en el poder o gerenciando sus bancos (esos que hipotecan con malas artes)

Muy pocos, de a pie, los denunciamos, ¡ante fiscales y jueces exponentes del Sistema!.