Comercian en redes internacionales; son financieros de gran parte del capitalismo salvaje y promotores del empleo. Sus fortunas les permiten donar a la iglesia del Vaticano, subsidiar partidos políticos y atender problemas sociales. Los capítulos “Los orígenes”, “El siglo XX; hacia el siglo XXI” y “El nuevo milenio” dan un panorama histórico de su actividad convertida ya en amenaza global. Rastrean a capos o padrinos (no es El príncipe, de Nicolás Maquiavelo, ya convertida en cuento infantil, sino en El padrino, de Mario Puzo, y los filmes de Francis Ford Coppola), moviéndose por el mundo como señores de las drogas, dispuestos a escenificar guerras internas contra los gobiernos de quienes son socios y beneficiarios.

Es una edición casi lujosa, con un precio que pareciera subsidiado por esas mafias para darse a conocer, comprende a éstas y las guerras de la droga mexicanas (México con una cartografía que ubica a los principales cárteles que están “bien financiados y armados, con rifles de francotirador, lanzacohetes, uzis israelíes y fusiles de asalto AK-47… [que provienen] de Estados Unidos, donde la venta de cocaína genera 40 mil millones de dólares al año […] Además, desde 2000, el consumo de drogas se ha disparado en México. En 2006, Felipe Calderón se convirtió en presidente de México y puso en marcha una campaña nacional contra los poderosos cárteles de la droga”). Les faltó añadir que es una “guerra” fallida con más de 50 mil homicidios, casi todos enterrados en fosas comunes y sin registro alguno.

Sus fotografías y prosa nos hacen saber cómo “las principales organizaciones criminales son territoriales y expertas en la utilización y [el] desarrollo de relaciones simbióticas con [los gobiernos], los Estados y los aparatos gubernamentales [y policiacos-militares] [… Para] promover y hacer crecer sus objetivos organizativos y operativos […] Incapaz de llevar a cabo con éxito sus operaciones sin un cierto grado de acomodo político”. Y convertidas en un Estado y gobierno paralelo al Estado y gobierno, disputándose el territorio hasta apoderarse del mismo para sus propios fines.

Ficha bibliográfica:

Autores: Frank Shanty, et al Título: Mafia. Historia de la delincuencia organizada Editorial. H F Ullmann

Fuente: Revista Contralínea 268 / 22 enero de 2012