Noto demasiada íntima anastomosis entre Ollanta y Nadine, pese a que el indiscutido poder de ambos no emerge del voto. Un exceso de presentaciones conjuntas en actos oficiales en el extranjero en los que no destacan, quedan opacos, pues su opacidad brilla como por ensalmo. El Perú queda desmerecido en el palenque internacional.

El presente quejoso, de tanta misteriosa juntura, votó por Ollanta Humala en la primera y segunda vuelta electoral sin presagiar o atisbar el volteretazo que ha pergeñado agraviando a sus electores. A Nadine no la conté para nada, aunque su modesta madre es mi paisana cajamarquina, pues el jus soli no me decide al elegir.

Jamás habría votado por su contrincante Keiko Fujimori por lo torcido y delictivo que representaba, al tener a su padre Alberto encarcelado por sus crímenes y horrenda corrupción confesa en agravio del Perú. ¿Recuerdan que se acogió a la confesión sincera para evitar el strepitus fori electoral del juicio oral televisado en contra de su hija?

A Nadine le invoco que estudie prolijamente primero y luego encare en sus publicitados discursos los emperifollados y lacerantes problemas nacionales. ¿Tendrá tiempo para leer, analizar y ponderar, por ejemplo, las implicancias del llamado peritaje internacional sobre el proyecto minero Conga, si casi nunca se desprende del presidente?

¿Habrá leído, en el poco tiempo libre que le quede, si acaso alguno, que la Corte Suprema de Justicia chilena, por unanimidad, ha suspendido el proyecto minero canadiense “El Morro”, de oro y cobre, por infringir la norma sobre la consulta previa a las comunidades indígenas del entorno del proyecto, no obstante estaba aprobado administrativamente por la Comisión Regional del Medio Ambiente de Atacama, Corama, del norte de Chile?

De haberse enterado por lectura propia, entonces, que nos informe, en remplazo del esposo presidente, a los cajamarquinos y al país ¿a qué nuevo lugar (caserío, distrito o provincia de la misma región Cajamarca) se botarán o arrojarán las miles de toneladas de desmonte radioactivo que se iban a arrojar al lecho de dos lagunas que su esposo propone, pide, invoca o implora (sic) a Yanacocha que las preserve?. ¿Ya estudiaron las características del lugar y ya se hizo la consulta previa a sus moradores?

¡Ojalá que el 2016 el pueblo peruano no tenga que optar al votar otra vez por el mal menor que signifique la actual esposa del presidente Ollanta como sucedió con él el 2011!

¡Si ambos son nítidamente opacos, una menos que el otro, no les corresponde brillar como por mefistofélico ensalmo!

Documentos adjuntos