El 21 de mayo reciente, el gobierno “nacionalista” de Ollanta Humala se olvidó de rendir homenaje al heroísmo de los marinos que con el Huáscar al mando de Miguel Grau, un día de la misma fecha en 1879 y en Iquique, hundieron al navío chileno Esmeralda. No hubo ceremonia oficial por la efemérides. Los medios de comunicación en su vergonzosa gran mayoría, con la excepción de RPP, hicieron lo propio, como si una componenda uniera designios de baja estofa contra quienes ofrendaron la vida por el Perú.

Al año siguiente, un día como hoy en 1880, se llevó a cabo la batalla de Tacna, también conocida como del Alto de la Alianza, soldados peruanos y bolivianos, enfrentaron huestes chilenas bien entrenadas y con mayor poder de fuego. La carnicería fue atroz y aquellos héroes pelearon con honor. Ese honor del que carecen hoy quienes se llaman “nacionalistas” pero que nada diferente hacen sino gozar del placer efímero de publicidad que otorga el hedonismo de la primera magistratura.

El canciller Roncagliolo ha noticiado al país que su gobierno privilegia e impulsa la Alianza del Pacífico con Chile, México, Colombia y con ese propósito viajará el jefe de Estado Ollanta Humala el 7 de junio a la ciudad chilena de Antofagasta.

Como recuerda la historia, maestra de los tiempos, el 7 de junio de 1880 en el Morro de Arica se libró otra batalla y las tropas peruanas fueron comandadas por Francisco Bolognesi que peleó hasta quemar el último cartucho.

¡Qué contrasentido macabro el de un país que “olvida” fechas que, para bien o para mal, informan su discurrir histórico y tener en tiempos coetáneos a mandatarios que sí se hacen presentes en la celebración del natalicio de su esposa que ni es funcionaria pública y menos responsable por las acciones que acomete y de las que no da cuenta a nadie! ¿Con dinero del Estado, es decir de los contribuyentes? ¿Por causa de qué el pueblo peruano tiene que financiar una prematurísima campaña presidencial que, día que pasa, con descaro indigesto embunten por los serviles medios de comunicación interesadísimos en estar bien con el gobierno de turno?

¡Leamos cómo fue la Batalla de Tacna y cómo el hombre del pueblo y las rabonas humildes, sin más etiqueta que el amor por su patria, carentes de vestidos para cada uno de los días de la semana, huérfanas hasta de nombre porque nadie las recuerda, hicieron del holocausto de ese 26 de mayo de 1880 en el Alto de la Alianza, carne y sangre, honor y amor por la Patria que les vio nacer!

Pueblo que no recuerda y aprende de su historia, vuelve a cometer los errores que le llevaron al precipicio. El salitre de entonces es el agua y gas de hoy.

¿Hay quien se atreva a dudar de lo que realmente está ocurriendo en nuestros días?

Batalla del Alto de la Alianza 26-5-1880 http://es.wikipedia.org/wiki/Batall...

Documentos adjuntos