por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

12-6-2012

La primera pregunta que me formulo: ¿Por cuánto tiempo estará libre?, toda vez que la incompetente Sala Penal de Apelaciones de Ica ha sacado del caso al Juez de la Investigación Preparatoria que dictó la prisión preventiva por 5 meses contra el alcalde de Espinar, Oscar Mollohuanca. Así consta en la Resolución N° 10 del día de hoy, 12-6-2012, que figura en el Exp. N° 00796-2012 y que dispone su inmediata libertad.

El texto íntegro de esta Resolución circula profusa y libremente en la prensa nacional e internacional, empero el alcalde sigue detenido, pues saldrá más tarde o mañana. La burocracia del Instituto Nacional Penitenciario no cambia, sigue enmohecida ¿Quién la entregó, si apenas se ha expedido hoy?

Lo ha sacado y ha dispuesto que "otro juez" lleve a cabo una nueva audiencia en donde se decida si dicta o no una nueva prisión preventiva solicitada por el Fiscal de la Investigación Preparatoria, porque la dictada ha sido anulada por falta de probanza e individualización de imputación. Si no se individualiza al autor, inductor o cómplice entre varios imputados del ilícito y se detiene a un “chivo expiatorio” se violan derechos fundamentales.

Hubieron muchos denunciados y no se individualizó cuál fue el preciso o concreto grado de participación en los disturbios del citado alcalde y cuáles son los elementos probatorios suficientes que lo vinculan con los hechos denunciados. Además, el Fiscal lo consideraba autor de los ilícitos; mientras que el juez lo reputaba como instigador de los mismos. El Instigador no es autor; sin embargo, se ordena la detención del que no se sabe qué es.

Parece que en Ica no hay otro juez que asuma el caso, por cuya razón la Sala dispone que el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial (CEPJ), que preside César San Martín Castro, designe ese nuevo juez que deba conocer este espinoso asunto en trámite. ¿Lo hará o soplará la pluma eludiendo su responsabilidad?.

Desde mi óptica: Dicho CEPJ carece de competencia para designar un nuevo juez que decida en audiencia pública si dicta prisión preventiva de nuevo contra el alcalde de Espinar. Tampoco está facultado para trasladar casos penales del Cusco a Ica y de Cajamarca a Lambayeque.

Sugiero que se plantee ante el aún nonato "nuevo juez" una declinatoria de competencia, para sacar el caso del todo de Ica y que regrese a Espinar, de donde nunca debió salir.

Documentos adjuntos