Un equipo del canal sirio Al-IkhbariyaTV fue secuestrado por el Ejército «Sirio Libre» (ESL) mientras filmaba los combates en Al-Tal.

Miembros del ESL permanecen atrincherados en esa pequeña localidad, que fue rápidamente abandonada por la población. El Ejército Árabe Sirio mantiene rodeado el lugar y ha invitado los combatientes que allí se encuentran a deponer las armas.

Después de haber anunciado repetidamente veces la liberación de los miembros del equipo de Al-ikhbariyaTV, entre los que se encuentra la periodista Yara Saleh, el Ejécito «Sirio Libre» ha anunciado finalmente una serie de demandas en un video.

Es interesante observar que:
- El oficial del ESL lee un texto no redactado por él.
- El ESL afirma que no considera a los periodistas secuestrados como «rehenes» y los califica de «invitados». Pero también indica que los está usando como escudos humanos (para que el ejército nacional sirio suspenda los bombardeos y no se lance al asalto) y deja entrever que no garantiza la liberación de esas personas sanas y salvas si no se satisfacen las exigencias planteadas.
- El ESL se presente como una organización islamistas. 1) La declaración se lee sólo después de la lectura de una citación del Corán; 2) la misma declaración contiene une referencia implícita al Islam; 3) la declaración se refiere al negociador llamándolo «hermano»; 4) el Islam prohíbe que mujeres y niños sean retenidos como rehenes, pero el ESL mantiene detenida a la periodista Yara Saleh y la obliga a portar un velo islámico.
- El ESL afirma que el ejército regular está bombardeando a los civiles mientras que el ESL trata de protegerlos, pero en la misma declaración reconoce que la población no se halla en la localidad. Incluso exige la retirada de los puntos de control para, según afirma, que la población que huyó de Al-Tal regrese a la localidad, cuando el verdadero objetivo de esa demanda es permitir la huida de los elementos del ESL allí rodeados.
- Por primera vez desde el inicio de la crisis siria, el ESL designa como negociador a una persona que reside en Arabia Saudita. Lo que realmente pretende es desmentir a toda costa las denuncias sobre las órdenes que recibe desde el Cuartel General de la OTAN en la base de Incirlik. Desde esa base, que se halla en suelo turco, Estados Unidos, Francia y Turquía controlan de forma conjunta las acciones del ESL. El Ejército «Sirio Libre» prefiere reconocer que no actúa de forma independiente y presentarse como una organización dirigida por los sauditas antes que mencionar sus vínculos con Paris. En un acto de humor involuntario el oficial termina la lectura del comunicado con la frase «¡Viva Siria independiente!».

Para obtener la liberación de la periodista siria Yara al Saleh-Abbas y de su equipo de trabajo, usted puede escribir a los verdaderos jefes del ESL, en la sede de la presidencia de la República Francesa (Ver el vínculo: «¡Salvemos a Yara al Saleh-Abbas!»

Declaración del Ejército Sirio Libre de Al-Tal

«Aferraos al pacto de Alá, todos juntos, sin dividiros. Recordad la gracia que Alá os dispensó cuando erais enemigos: reconcilió vuestros corazones y, por Su gracia, os transformasteis en hermanos.»
Corán (Sura 3; verso 103)

«Cuando el equipo de Al-IkhbariyaTV pasaba por Al-Tal, el 11 de agosto de 2012, logramos –con la ayuda de Dios– salvarlo de los bombardeos de las pandillas de al-Assad. [El equipo] está ahora en compañía de la población que queda en nuestra ciudad. Estamos tratándolo bien, según nos dicta nuestra religión.
Prosigue el bombardeo contra nuestra ciudad, lo cual pone en peligro la vida de los civiles y del equipo de Al-IkhbariyaTV. Precisamos que, cuando el equipo de Al-IkhbariyaTV llegó a nosotros, utilizamos la cámara para filmar los daños causados por los bombardeos. Fue a causa de esos bombardeos que Haten Abou-Yehya, asistente del equipo, murió con dos de nuestros oficiales del Ejército Sirio Libre que estaban a cargo de su protección. El resto del equipo se encuentra en buen estado de salud. Seguimos trabajando en su protección para ayudarlos a que vuelvan junto a sus familias sanos y salvos.
Estas son nuestra exigencias a los batallones criminales de al-Assad:
- Cesen de inmediato los bombardeos contra los civiles de Al-Tal;
- Retiren los puntos de control para que los habitantes puedan regresar a nuestra ciudad;
- Liberen a las familias de Al-Tal que han sido detenidas en Damasco.
La negociación para preservar la seguridad del equipo y garantizar que [sus miembros] puedan regresar a sus casas sanos y salvos deberá desarrollarse con el hermano Eyad, quien reside en Riad, Arabia Saudita.
¡Viva Siria independiente!
»