Red Voltaire

Concretar el sueño de la CELAC

Cuando los buenos fundadores desaparecen, su obra se convierte en desafío y obligación para los que quedan en pie.

+

Ante todo si sobre nuestras cabezas persiste la acción negativa mancomunada de poderosos sectores internos y externos, empeñados a lo largo de la historia en desterrar cualquier idea o proyecto que apunte contra la mezquindad de sus intereses.

Y en esas circunstancias se encuentra ahora América Latina y el Caribe a raíz de la marcha a la posteridad del presidente venezolano Hugo Chávez, convertido hoy en otra bandera de combate.

Hay una herencia que defender y hacer crecer. Desde la Revolución Bolivariana y el Socialismo del Siglo Veintiuno que inspiraron su desempeño al interior de Venezuela, hasta la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), ejemplos de su absoluta proyección regional y global.

Y justo la desaparición física de Chávez ha coincidido en el tiempo con los primeros pasos de la CELAC y el inicio del ejercicio por Cuba de la presidencia temporal de esa entidad, llamada a hacer de nuestro espacio geográfico, económico, político, cultural y social, interlocutora clave en este controvertido mundo de hoy donde la batalla crucial transcurre entre un proyecto hegemónico imperial y aquellos que se apegan al multilateralismo, la justicia y la equidad.

De manera que para la Isla represente grandes responsabilidades.

Una, la de fortalecer al máximo un mecanismo llamado a concretar el pensamiento y la acción unitaria de los próceres del Sur del Hemisferio, entre ellos nuestro preclaro y universal José Martí.

Dos, materializar el esfuerzo que con especial brío y denuedo rescató y continuó el amigo eterno de Cuba que recién finalizó su vida en Caracas.

La CELAC deberá entonces conservar ese espíritu democrático, respetuoso y convergente que se radica en sus bases fundacionales, para que nunca más seamos divididos ni enfrentados entre hermanos a cuenta de fantasmas internos y externos azuzados por los oligarcas locales y las fuerzas imperialistas externas.

Y en esa tarea, las ideas y la acción de Hugo Chávez son y serán ejemplos de inclusión, tolerancia, compresión y buena voluntad, pero asentadas a su vez en la firmeza que otorgan el respeto y la defensa de los principios inviolables y de la lógica política.

De manera que para latinoamericanos y caribeños integrados en la CELAC, este año bajo la consecuente presidencia cubana, hay sin dudas un deber redoblado que cumplir.

Agencia Cubana de Noticias

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Francia, metida en el engranaje
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (10/25)‎
Francia, metida en el engranaje
por Thierry Meyssan
Francia, manipulada por Londres y Washington‎
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (9/25)‎
Francia, manipulada por Londres y Washington‎
por Thierry Meyssan
El uso militar oculto de la 5G
‎«El arte de la guerra»‎
El uso militar oculto de la 5G
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
‎¿Multilateralismo o ‎Derecho Internacional?‎
‎¿Multilateralismo o ‎Derecho Internacional?‎
por Thierry Meyssan, Red Voltaire
 
La agonía de la política exterior ‎de Francia
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (8/25)‎
La agonía de la política exterior ‎de Francia
por Thierry Meyssan, Red Voltaire