En las últimas semanas la opinión pública nacional e internacional, presencia una inusual e insólita guerra mediática entre autoridades del gobierno del Presidente Humala y los grandes empresarios de la Sociedad Nacional de Pesquería, por la pesca del pequeño pelágico denominado “anchoveta”; el leitmotiv de la controversia, el DECRETO SUPREMO Nº 005-2012-PRODUCE, publicado en Agosto pasado en el diario oficial “El Peruano”; Norma que, de acuerdo a la rígida sistematización jerárquica del ordenamiento jurídico peruano, es un precepto de carácter general expedido por el poder Ejecutivo y cuyo fin es reglamentar las leyes sin transgredirlas ni desnaturalizarlas, -lo cual pareciera ser en el presente caso (s.e.u.o)- por las siguientes consideraciones:

1. Para ser directos y no ir con rodeos, el Candidato y hoy Presidente Ollanta Humala durante su campaña propuso lo siguiente:…”Que, de ser elegido, derogará el Decreto Legislativo N° 1084, que fija las cuotas individuales de pesca, y “que ha significado en estos dos años de su aplicación el despido de miles de pescadores, el cierre de plantas pesqueras y el favorecimiento a los grandes grupos que manejan el sector”. Señaló también… que haría respetar las cinco millas usadas por la pesca artesanal. “No más pesca negra, no más pesca ilegal, hay que ser radicales con los corruptos”. Ver link: http://www.larepublica.pe/17-03-201....

2. Para ser coherentes con las promesas electorales del Candidato, hoy Presidente de la República Ollanta Humala y comprender la posición de las autoridades de la pesca peruana, basta con leer los Considerandos del DECRETO SUPREMO Nº 005-2012-PRODUCE, que a la letra dicen:.. Que, los recursos naturales son patrimonio de la Nación, correspondiéndole al Estado, promover su uso sostenible y la conservación de la diversidad biológica, de acuerdo con lo establecido en los artículos 66 a 68 de la Constitución Política del Perú; Que, el artículo 28 de la Ley Orgánica para el Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales - Ley Nº 26821 precisa que: El aprovechamiento sostenible implica el manejo racional de los recursos naturales teniendo en cuenta su capacidad de renovación, evitando su sobreexplotación y reponiéndolos cualitativa y cuantitativamente, de ser el caso; Que, el artículo 9 de la Ley General de Pesca - Decreto Ley Nº 25977, dispone que el Ministerio de la Producción, sobre la base de evidencias científicas disponibles y de factores socioeconómicos, determinará, según el tipo de pesquerías, los sistemas de ordenamiento pesquero, las cuotas de captura permisible, las temporadas y zonas de pesca, la regulación del esfuerzo pesquero, los métodos de pesca, las tallas mínimas de captura y demás normas que requieran la preservación y explotación racional de los recursos hidrobiológicos; Que, asimismo, el artículo 11 de la Ley General de Pesca dispone que el Ministerio de la Producción, según el tipo de pesquería y la situación de los recursos que se explotan, establecerá el sistema de ordenamiento que concilie el principio de sostenibilidad de los recursos pesqueros o conservación en el largo plazo, con la obtención de los mayores beneficios económicos y sociales; Que, resulta pertinente establecer un régimen excepcional, a fin de que la implementación de las zonas de reserva se realice de manera gradual.

3. Consiguientemente; el gobierno mediante DECRETO SUPREMO Nº 005-2012-PRODUCE, ha decretado una nueva modalidad de explotación pesquera para las especies de anchoveta (ENGRAULIS RINGENS) y Anchoveta Blanca (Anchoa Nasus), con una consideración especial de que se destinarán al Consumo Humano Directo. Precisa además que, La zona comprendida entre 0 y 5 millas marinas, se encuentra reservada para el Consumo Humano Directo, siendo exclusivo para la realización de actividad pesquera artesanal; La zona comprendida por encima de las 5 y hasta las 10 millas marinas, se encuentra reservada preferentemente para el Consumo Humano Directo, siendo exclusivo para la realización de actividad pesquera de menor escala.

4. Por lo que; el DECRETO LEGISLATIVO Nº 1084, publicado el 28 de junio de 2008 y cuyo Objetivo principal señalado en su Artículo 1. Establecía que; “La presente Ley tiene por objeto establecer el mecanismo de ordenamiento pesquero aplicable a la extracción de los recursos de anchoveta y anchoveta blanca (engraulis ringens y anchoa nasus) destinada al Consumo Humano Indirecto, con el fin de mejorar las condiciones para su modernización y eficiencia; promover su desarrollo sostenido como fuente de alimentación, empleo e ingresos; y, asegurar un aprovechamiento responsable de los recursos hidrobiológicos, en armonía con la preservación del medio ambiente y la conservación de la biodiversidad. De manera complementaria se aplicarán a la extracción del recurso de anchoveta otras medidas de ordenamiento pesquero contempladas en la Ley General de Pesca”. Vale decir, que a esta norma se aferran las grandes empresas pesqueras para defender su posición e interés, la misma que a decir verdad y con el DECRETO SUPREMO Nº 005-2012-PRODUCE, Cuasi habría sido derogada. ¿Quién tiene la Razón?

 Por el gobierno, la Ministra de la Producción, Gladys Triveño, sostiene que, el D. S. N° 005-2012-PRODUCE: busca la sostenibilidad de la anchoveta y el ordenamiento de su pesca para ser aprovechado por los 30 millones de peruanos. Ha negado la existencia de intereses creados y que es preocupante para las amas de casa, encontrar el pescado congelado importado, más barato que el pescado fresco nacional, ha dicho que la gran “herejía” que cometió fue expresar que el mar es para todos los peruanos. “Soy ministra de la Producción para los 30 millones de peruanos, no para 8 empresas”, ha explicado que uno de los factores que ha motivado a los industriales a pescar más anchoveta es el incremento del precio de la harina de pescado en el mercado internacional, ha crecido más que la onza de oro. “El precio de la tonelada de harina de pescado aumentó 116% en los últimos cinco años. La anchoveta se ha convertido en el oro azul del mar del Perú”. La titular del Sector también ha sostenido que la cuota de captura de anchoveta para la zona sur del país asciende a 400.000 toneladas y concluirá en junio próximo y “Serán menos de 600 embarcaciones de menor escala las que podrán capturar anchoveta para el consumo humano directo”. La extracción de anchoveta ya había caído en un 38 por ciento el año pasado frente al 2011, debido además a las vedas periódicas para resguardar el recurso marino. La Ministra Triveño aseguró que el Gobierno ha restringido la captura de anchoveta dentro de las siete millas marinas en la zona sur y hasta las 10 millas en el centro y norte, luego de que la biomasa del recurso se redujo un 40 por ciento el año pasado. La norma permite sin embargo a las pesqueras ingresar hasta la milla cinco en la zona sur del país si destinan el 30 por ciento de su captura al consumo humano directo ha señalado.

 De otro lado el presidente de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP), Richard Inurritegui, afirmó que la anchoveta no está en peligro de extinción y que, por el contrario, su extracción es un negocio sostenible y replicando las declaraciones del Presidente de la República, ha dicho que “en los últimos años ese recurso ha estado bien cuidado por IMARPE”, que la reducción de su biomasa se debe a factores climatológicos, lo cual no preocupa, toda vez que la pesca de anchoveta es regulada por el Estado y que como gremio respetan las cuotas y períodos de veda, agregando que la informalidad en el sector, si es, un verdadero peligro para preservación del recurso hidrobiológico. Ha negado todo vínculo y con la denuncia hecha por el abogado Alberto Borea, quien afirmó que el Decreto Supremo 005-2012-PRODUCE beneficiaría a empresarios pesqueros de Chile. “No estamos detrás de la denuncia pero si concordamos con su contenido. Nosotros hemos venido advirtiendo que en el sur del país la anchoveta por una cuestión geográfica se apega a la orilla y al no ser capturada termina en aguas chilenas”. Sobre la pesca de “juveniles” la SNP respondiendo a los cuestionamiento de PRODUCE, ha reafirmado que la extracción ilegal es involuntaria; sobre sus ingresos, ha declarado que sus exportaciones caerían hasta en 24%, pues sus envíos en el exterior alcanzaron los US$3.268 millones el 2012 y podrían cerrar el 2013 con US$ 2.500 millones.

 El presidente de la República Ollanta Humala ha sostenido enfáticamente que "la anchoveta peruana está en peligro de extinción" . Con dureza ha expresado que: "Reconocemos el sacrificio de los pequeños pescadores, pero también sabemos de la irresponsabilidad y corrupción de las grandes empresas que han depredado la anchoveta. Si no hay anchoveta es porque se le ha depredado. Ese juego de decir que la anchoveta se va para Chile es un poco trillado y carece de sentido"; mi gobierno "no tiene ningún interés en fortalecer a Chile", si no que tiene "la tarea patriótica de defender los intereses nacionales".

 El presidente de la Comisión de Producción del Congreso, Freddy Sarmiento, ha propuesto una moratoria de dos o tres años del Decreto Supremo 005-2012 emitido por el Ministerio de la Producción, el cual -según sus críticos- beneficiaría la pesca de anchoveta en Chile, perjudicando a los pescadores del sur peruano. Señaló que la referida normativa debe ser sometida a estudios por parte de los organismos técnicos correspondientes, para determinar científicamente las limitaciones que se deben aplicar en la pesca.

 El abogado Alberto Borea Odría, en su calidad de representante de armadores anchoveteros del sur; sostiene que el Decreto Supremo 005-2012 del Ministerio de la Producción, está beneficiando a los pescadores de anchoveta en Chile y perjudicando a los armadores del sur peruano. La cuestionada normativa limita la pesca de anchoveta para uso industrial a partir de las 10 millas del litoral peruano, detalló que la anchoveta se ubica normalmente entre la milla 2 y la 5 del litoral, pero no en la milla 10, pues “ese no es su hábitat natural”. “En consecuencia, lo que tu dejas de pescar entre la milla dos y la milla 5 lo va a pescar Chile de todas maneras, no puede entonces haber una razón para decir que queremos evitar la depredación, porque ellos van a pescar todo lo que pueden”; explicó que mientras los pesqueros en Chile están autorizados a pescar a una milla y cuando echan sus redes no encuentran ni una anchoveta. “Y todas esas anchovetas que no pesca el Perú se pasan a Chile”.

A manera de conclusión

 Sin intención de magnificar los hechos y solo con el ánimo de aportar a una feliz solución de esta crucial problemática, mercantilista y rentista, -sin duda- y de rápida acumulación de riqueza, bien vale la pena hacer las siguientes precisiones:

 La evolución de las pesquerías en los últimos 50 años en diversos países del mundo y en particular, la peruana, deja de manifiesto una clara incapacidad de los Estados Ribereños de generar sistemas de regulación que permitan una explotación racional y eficiente de esta riqueza natural renovable.

 El agotamiento de muchos valiosos recursos y la desproporcionada sobreinversión que se observa en nuestras pesquerías, constituye una demostración irrefutable del fracaso de los sistemas de gestión de recursos que se han implantado en el país, que deben velar por la explotación racional de los recursos pesqueros.

 En Perú, hay muchos ejemplos de recursos sobreexplotados y pesquerías sobredimensionadas, la primera de ellas, es la de la anchoveta, la sardina, el bonito y la merluza. Detrás del “boom” pesquero actual, se esconde un panorama incierto, por el riesgo de colapso de importantes pesquerías arrastradas por la sobreexplotación económica y la sobre capitalización.

 En el Perú jamás se ha contemplado para nada, las necesidades de más de 50 mil pescadores artesanales, al no haberles otorgado ninguna prioridad en la asignación de recurso, concesiones y zonas exclusivas de pesca, lo que es un derecho elemental reconocido en numerosos países del mundo. Se propone la prohibición de la pesca de arrastre de fondo al interior de una milla de franja costera, pero no se prohíbe, sin embargo, el uso de sistemas de redes de arrastre de media agua y de cerco para capturas pelágicas, lo cual facilitaría la invasión del litoral poniendo en peligro la existencia de criaderos de peces y mariscos.

 Finalmente y más allá de sus imperfecciones, hay que saludar y felicitar la valiente decisión asumida por la Ministra Triveño y en particular, la del Presidente Ollanta Humala. ¡Ojalá, que por el bien del Perú y su pesquería, esta guerra tenga un final feliz!

Documentos adjuntos