1.- Tengo la impresión que el colega Guillermo Correa funge de defensor ad honorem de García o quizá pagado, en cuyo caso, a ambos corresponde señalar qué ley le facultaba conmutar (rebajar) penas a condenados por tráfico ilícito de drogas, pues el Código Penal de 1991 declaró vigente toda la restricción anterior (Ley 24388) de beneficios a condenados por ese delito, incluido a los "paqueteros y burrieres" que cita ¿con nostalgia? el colega.

2.- Igualmente el Decreto Ley 25916 de 1992 mantuvo la vigencia de las mismas prohibiciones, sin modificar, ni excluir ninguna de las entonces existentes, tal como lo había dispuesto el Código Penal.

3.- El Decreto Legislativo 824 de 1996, no levanta esta añeja prohibición de conmutaciones para ningún condenado por este ilícito, de cualquier gravedad; ergo, sigue vigente.

4.- La Constitución Política de 1993 no faculta al presidente conmutar penas a traficantes de drogas que tienen prohibida la conmutación por ley expresa. La Carta Política no es una patente de corso para violar leyes prohibitivas existentes de actos funcionales de cualquier autoridad, incluido el propio presidente.

5.- ¿Más leyes quiere que le cite, colega Guillermo Correa, si acaso tres no le bastan y que ya están dichas en mis artículos que usted dice y cree que los ha entendido? Le repito una vez más, y quizá la última: La ley 24388 de 1985 (promulgada por García y violada por él), el Código Penal de 1991, que es ley (2da. Disposición Final y Transitoria) y el Decreto Ley 25916 de 1992, sí, las tres normas, prohíben la conmutación de penas a condenados por tráfico ilícito de drogas, sin importar la gravedad y las tres han sido violadas.

6.- Y el Decreto Legislativo 824 de 1996, posterior a la Constitución Política de 1993, no se ocupa para nada de la conmutación, sino sólo de la exención, remisión e indultos en ciertos supuestos y no en todos de TID.

7.- El Art. 118°, inciso 1 de la Constitución obliga al presidente a "cumplir leyes, tratados y fallos judiciales" y el inciso 21, lo faculta "indultar y conmutar penas", obviamente sin violar las leyes existentes, sino cumpliéndolas, todas aquellas que prohíben beneficios penitenciarios expresamente a condenados por tráfico ilícito de drogas. Por ende, García violó la Constitución y las leyes.

8.- Empero, el citado colega, pareciera que cuando lee "conmutar penas" interpreta, con sesgo, en cualquier caso de tráfico ilícito de drogas, sin que le importen las leyes prohibitivas en vigor, las mismas que le he refregado varias veces y no quiere entender, y me hace trabajar demás.

9.- ¿Guillermo Correa, cumple algún encargo de Alan García, sin decirlo? ¿Sigue hablando tozudamente de "rojos chavistas", bajo cuya expresión cita mis artículos? ¿García pretende dar forma a su defensa, vía terceros, a costa de mi esfuerzo, lo cual lo muestra como el zamarro que Hugo Chávez identificó con certera puntería?

Documentos adjuntos