Foto tomada durante la estancia ilegal del senador estadounidense John McCain en suelo sirio. En primer plano, a la derecha, se ve al director de la Syrian Emergency Task Force. Al centro, ante el umbral de la puerta, aparece Mohammad Nour.

El senador republicano estadounidense John McCain entró ilegalmente en Siria, el 27 de mayo de 2013 [1]. La foto que publicamos con aquella información provocó una conmoción en Líbano donde varias familias chiitas reconocieron en la imagen a Mohammad Nour, vocero de la brigada Tempestad del Norte, que secuestró a 11 peregrinos chiitas en Azaz .

Nueve de los peregrinos libaneses secuestrados están aún en estos momentos en manos de dicha brigada.

Al ser contactado por el diario libanés The Daily Star, publicado en Beirut, la oficina del senador McCain dijo no conocer a Mohammad Nour, quien –también según el equipo de McCain– se «infiltró» en la foto tomada al senador estadounidense en territorio sirio. El propio McCain refutó toda complicidad con los secuestradores.

El senador McCain había penetrado ilegalmente en Siria con la intención de demostrar que era muy fácil controlar la entrega de armas para garantizar que el equipamiento bélico fuese a parar únicamente a manos de los «rebeldes moderados».

La historia de esta foto es la mejor demostración de su fracaso.

[1] «John McCain entra en Siria ilegalmente», Red Voltaire, 30 de mayo de 2013.