Red Voltaire
«Tendencias del Oriente»

Assad rompe los planes de Obama

| Beirut (Líbano)
+
JPEG - 20.4 KB

Bachar al-Assad rompe los proyectos de Barack Obama

Por Ghaleb Kandil

La resistencia de Siria ante la guerra colonial desatada contra ese país desde hace 2 años y medio ha abierto el camino a nuevos equilibrios internacionales que pueden liberar el mundo de la hegemonía americano-sionista. Apoyándose en esa resistencia, los socios y amigos de Siria han empezado a establecer las bases de nuevas relaciones en la escena internacional y también en la escena regional, un cuarto de siglo después de la transformación de la ONU en instrumento de Estados Unidos.

El proyecto de agresión contra Siria, pretextando el uso de armas químicas contra la población por parte del régimen, pone al mundo en una encrucijada. O Estados Unidos logra renovar su hegemonía total y someter a todas las potencias emergentes, o se instaura un nuevo orden mundial gracias a la épica resistencia del Estado sirio, de su ejército y su pueblo, lidereados por el presidente Bachar al-Assad, convertido en símbolo del rechazo al dictado extranjero y en líder apegado, incluso con riesgo para su propia vida, a la independencia de su país.

El pretexto de las armas químicas no ha logrado convencer a la opinión pública de Occidente de la conveniencia de un ataque contra Siria. Rusia e Irán han desmontado los argumentos de Estados Unidos sobre el uso de gases tóxicos por parte del ejército gubernamental sirio. El presidente Vladimir Putin ha declarado sobre ese tema: «Las fuerzas sirias están a la ofensiva y tienen cercada a la oposición en varias regiones. En esas condiciones, proporcionar ese pretexto a quienes llaman a una intervención armada sería totalmente absurdo. La intercepción de cualquier tipo de conversaciones no puede servir de base para la adopción de decisiones fundamentales, sobre todo tratándose del uso de la fuerza contra un Estado soberano.»

Por supuesto, Occidente está tratando de enterrar las importantes revelaciones de la corresponsal de Associated Press (AP) en Jordania, Dale Galvak, quien ha publicado una investigación, respaldada por testimonios de rebeldes que reconocen que lo que dio lugar a la catástrofe química del 21 de agosto, en la Ghouta oriental, fue un error que ellos mismos cometieron al manipular gases tóxicos proporcionados por Arabia Saudita.

La resistencia de Siria, el sólido respaldo de sus aliados y la perspectiva de una poderosa respuesta han atemorizado a Estados Unidos. Es por lo tanto un Obama «débil» –así lo describen los medios de prensa israelíes–, «vacilante y confundido» –como lo calificó el viceministro sirio de Relaciones Exteriores Faysal Moqdad– quien anunció el sábado [31 de agosto] la posposición de la agresión contra Siria. Abandonado por sus aliados más cercanos, incapaz de formar una coalición internacional, Obama le pasó la pelota al Congreso de Estados Unidos al pedir a este último la autorización antes de ordenar un golpe contra Siria. El Congreso, bajo la fuerte presión de la opinión pública (entre el 80% y el 90% de los estadounidenses son hostiles a toda intervención de su país en Siria), anunció que analizará el pedido del presidente a partir del 9 de septiembre. O sea, los parlamentarios han dejado a Obama todo el tiempo necesario para que salga de la trampa en la que él mismo se metió. Y tratará de encontrar una solución con Putin en ocasión del encuentro del G20, a celebrarse en San Petersburgo el 4 de septiembre.

Sea cual sea la decisión del Congreso, Siria está dispuesta a defenderse. El propio presidente Bachar al-Assad lo reafirmó el domingo. «Siria es capaz de enfrentar cualquier agresión exterior», dijo en una declaración dada a conocer por la agencia SANA. «Gracias a la resistencia de su pueblo y de su ejército, [Siria] sigue sumando victorias hasta el regreso del país a la seguridad y la estabilidad», agregó.

El viceministro de Relaciones Exteriores Faysal Mokdad estimó por su parte que «el Congreso estadounidense debe dar prueba de sabiduría (…) Las alegaciones sobre el uso de armas químicas por parte de Siria no tienen ninguna base». Estimó además que el presidente estadounidense Barack Obama estaba «claramente vacilante, decepcionado y confuso cuando habló» [el sábado] ya que «nadie puede justificar una agresión injustificable».

El viceministro mencionó también al gobierno francés, único partidario de una agresión contra Siria después de la deserción de Gran Bretaña, Canadá y otros aliados tradicionales de Washington. «Los políticos franceses han engañado al pueblo francés y se comportado de forma irresponsable. Han falseado los hechos y apoyan organizaciones como al-Qaeda», resaltó.

Desde Teherán, el jefe de los Guardianes de la Revolución lanzó una advertencia ante toda intervención militar en Siria. «Si los estadounidenses creen que una intervención militar se limitará a las fronteras sirias se están haciendo ilusiones porque provocará reacciones más allá de ese país», declaró el comandante Mohammad Ali Jafari, citado por la agencia Isna.

Siria es el baluarte del arabismo y Bachar al-Assad es el defensor de su estandarte. Las amenazas no quebrarán su voluntad. Assad seguirá siendo el símbolo de los hombres libres, dispuestos a cualquier sacrificio para garantizar la independencia y la soberanía de su país frente al invasor colonialista y a los regímenes retrógrados árabes, que alientan el pensamiento oscurantista. Su resistencia pondrá fin a la hegemonía unilateral de Estados Unidos y favorecerá el nacimiento del mundo multipolar.

Declaraciones y posicionamientos

Vladimir Putin, presidente de la Federación Rusa
«Las fuerzas sirias están a la ofensiva y han cercado a la oposición en varias regiones. En ese contexto, dar ese pretexto a quienes llaman a una intervención armada sería totalmente absurdo.
La intercepción de conversaciones no puede fundamentar la adopción de decisiones fundamentales, sobre todo tratándose del uso de la fuerza contra un Estado soberano.
En cuanto a la posición de nuestros amigos estadounidenses, quienes afirman que las tropas gubernamentales utilizaron armas químicas y dicen tener pruebas. Entonces, que las presenten a los investigadores de la ONU y al Consejo de Seguridad. Si no lo hacen, quiere decir que no hay pruebas. Tenemos que recordar los acontecimientos de los últimos decenios, cuántas veces Estados Unidos tomaron la iniciativa de [emprender] conflictos armados en diferentes partes del mundo.
Eso es lo que quisiera decir, de ser posible por teléfono, a mi homólogo estadounidense, dirigiéndome a él no en su calidad de Estados Unidos sino en su calidad de Premio Nobel de la Paz.
¿Han resuelto así [con conflictos armados] algún problema? En Afganistán, en Irak, no hay pacificación, no hay allí la democracia que tanto buscan nuestros socios. No hay ni siquiera la paz civil más elemental ni tampoco equilibrio.
Estados Unidos debería reflexionar bien antes de decidir golpes aéreos que ciertamente no dejarán de provocar víctimas, sobre todo entre la población civil.
»

Alexander Zasypkin, embajador de Rusia en Líbano
«El presidente Bachar al-Assad no caerá por presiones externas. Rusia está tratando de evitar una operación militar extranjera contra Siria ya que [dicha acción] sería catastrófica y constituye por demás una violación del derecho internacional.
Tenemos en nuestra posesión elementos sobre la utilización de armas químicas por la oposición en Khan al-Assal el 19 de marzo [de 2013].
En cuanto a la Ghouta, las primeras informaciones llegadas a Rusia muestran que los misiles fueron lanzados desde una zona bajo control de los rebeldes. Hay que precisar esas informaciones y verificar de dónde salieron los misiles, cómo y dónde fueron fabricados. Los datos tienen que ser claros.
Queremos que el tema sirio se mantenga en el marco de la ONU pero no tenemos intenciones de luchar contra nadie. No queremos contribuir a incrementar la tensión y no recurrimos a la amenaza. (…)
Los atentados perpetrados últimamente en Líbano se inscriben en una estrategia del terrorismo internacional.
»

Hussein Moussaoui, diputado del Hezbollah
«Las iniciativas valientes y libres de los líderes sirios, así como el fin de la sangrienta lucha que sólo lleva a más destrucción, son para Siria la única salvación.
Estados Unidos es el más destructivo de los países con todas sus armas químicas y nucleares y sus bombas de submunición, desde Japón hasta Vietnam y desde África, Yugoslavia y Afganistán hasta los países árabes. No han dejado a su paso más que caos. La única preocupación de Estados Unidos es acaparar los recursos de los demás y garantizar la hegemonía de la entidad sionista. Llamamos a los hijos de la nación a cerrar filas, a asumir sus responsabilidades y llenarse de confianza entre sí para preservar sus valores y su porvenir.
»

Hechos

  • Según el diario libanés Al-Akhbar, el Hezbollah ha sido puesto en estado de alerta general y todas las unidades de combate, en todos sus lugares de despliegue, han sido llamadas a mantenerse en guardia –medida que también incluye a las unidades del Hezbollah presentes en Siria. Ese conjunto de medidas comenzó a aplicarse con toda discreción. La FINUL tenía previsto iniciar la evacuación de las familias de su personal extranjero residente en Líbano a partir del domingo, a través del aeropuerto de Beirut.
  • El diario libanés Al-Akhbar reporta que se realizó una reunión de alto nivel entre el Hamas y el Hezbollah con la participación de Osama Hamdane, miembro del buró político del movimiento palestino, y del secretario general adjunto del Hezbollah, el jeque Naim Qassem.

Revista de prensa

As-Safir (Diario libanés vinculado al 8 de Marzo)
Daoud Rammal, 30 de agosto de 2013
La confusión reina en el seno de la Unión Europea, que está haciendo un papel contradictorio y ambivalente. Por un lado, sus Estados miembros participan en la campaña desatada contra Siria, que constituye la profundidad estratégica del Hezbollah, mientras que por otro lado envían constantemente –a través de diferentes canales– mensajes tendientes a tranquilizar a este último. Un responsable libanés comenta, en ese marco, las palabras de un embajador occidental que al parecer afirmó sin ambages que el peligro que representan los islamistas y los takfiristas, cuyo número va en aumento, se está haciendo cada vez más grande, lo cual motiva el deseo de dialogar con el Hezbollah. El diplomático estimó al parecer que, por esa razón, [el Hezbollah] no debería cerrar sus puertas a los europeos y debería más bien conversar con ellos. En ese sentido, el mismo responsable libanés subraya con gran sorpresa que la única frase que se repite en boca de todos los embajadores europeos con los que se reunido es la siguiente: «Tenemos intereses comunes con el Hezbollah.»

An-Nahar (Diario libanés vinculado al 14 de Marzo)
Sarkis Naoum, 30 de agosto de 2013
Un investigador estadounidense asegura que el régimen de Bachar al-Assad saldrá vencedor de la actual guerra contra Siria. Por consiguiente, los diferentes protagonistas, o sea el régimen, Irán, el Hezbollah, al-Qaeda cohabitarían en ese caso en suelo sirio. Siria se convertiría así en una especie de inestabilidad para la región y en una zona donde se cometerán los más horribles crímenes contra la humanidad durante largos años. Eso explica el interés de Occidente, según el mismo investigador [estadounidense], en impedir la supervivencia de Bachar al-Assad con la realización de golpes militares contra las bases de su régimen y presionando a Moscú y Teherán para obligarlos a poner fin a su respaldo al régimen, favoreciendo así una oposición moderada.

Al-Akhbar (Diario libanés vinculado a la Resistencia), 29 de agosto de 2013
Ibrahim Al-Amine
Entre las interrogantes que más preocupan a los occidentales figura la de la posible reacción del Hezbollah ante una agresión contra Siria. Esas interrogantes tienen que ver sobre todo con la seguridad inmediata de Israel, la seguridad inmediata de las fuerzas internacionales que operan en la región y, finalmente, la seguridad política y militar de los Estados occidentales. El Hezbollah guarda silencio.
En este momento, el partido no expresará una posición definida. Todo comunicado que venga de él condenará por adelantado la agresión y advertirá sobre sus peligrosas repercusiones para la región. se deslizará su disposición a respaldar a Siria en la defensa contra todo ataque externo.
En la actual coyuntura, hay que tener en cuenta que el Hezbollah es parte integrante de una gran alianza dirigida por Irán. Además de la relación especial que mantiene con Teherán, toda persona despierta debe entender los términos que utilizó el Guía Supremo Ali Khamenei, quien advirtió sobre «una catástrofe que va apoderarse de la región» si Siria llega a ser atacada. Según la interpretación de eminentes dirigentes del ejército, esas declaraciones significan que Irán no aceptará ver como atacan a su aliado sin intervenir.
El Hezbollah está metido hasta el cuello en la crisis siria, sobre en el actual enfrentamiento con los grupos armados vinculados a Occidente y a los takfiristas. El partido ha sacrificado allí a decenas de mártires. El Hezbollah juega además un papel serio y considera que todo lo que está pasando actualmente le concierne, partiendo de su visión de que uno de los principales objetivos de la guerra es golpear al Eje de la Resistencia para afectarlo. Partiendo de ahí, el Hezbollah no necesita explicaciones sobre los motivos de una intervención extranjera, israelí, estadounidense o europea, porque ya la estaba esperando desde hace mucho tiempo.
Por consiguiente, es conveniente saber que ese partido, cuando decidió intervenir en Siria, estudió todos los aspectos de ese acto, del cual no ha de retractarse ahora.
Por el contrario, toda agresión occidental contra Siria será para el Hezbollah un motivo adicional que lo llevará, no a implicarse aún más junto a su aliado Bachar al-Assad sino a situarse más en el centro de la batalla en defensa de Siria ante este ataque. ¿Cómo? Sólo el partido conoce la respuesta a esa pregunta.

Al-Akhbar , 29 de agosto de 2013
Nasser Charara
En una reunión con responsables sirios a raíz de los informes sobra la inminencia del ataque estadounidense contra Siria, el presidente Bachar al-Assad les dijo:

«Desde el inicio, ustedes bien lo saben, hemos estado en espera del momento en que aparecería nuestro verdadero enemigo. Yo sé que la moral de ustedes es buena y que ustedes están listos a contener cualquier agresión y a preservar la patria. Pero habrá que transmitirle esa moral a los subordinados de ustedes y a la ciudadanía siria. Este es un enfrentamiento histórico del que saldremos victoriosos.»

Por otro lado, una fuente diplomática árabe mencionó el traslado de unidades militares estadounidenses, británicas y francesas durante los 2 últimos días hacia la frontera siro-jordana. Según la fuente, esas medidas parecen haber sido tomadas porque la OTAN podría verse llamada a enviar unidades militares hacia lugares precisos en Siria, donde se encuentran los depósitos de armas químicas.

Al-Akhbar , 28 de agosto de 2013
Pierre Abi Saab
Todo sugiere que la coalición occidental se prepara para realizar golpes militares contra Siria. ¿Debemos entregar Siria a quienes aprecian el napalm tanto como la libertad? ¡Las acusaciones que señalan al régimen [como responsable del] uso de armas químicas no han esperado por los informes de los expertos y nada tienen que ver con la lógica! Las horribles fotos de la masacre de la Ghouta fueron suficiente para identificar al asesino y anestesiar la opinión pública, preparándola a la vez para aceptar los crímenes coloniales que se preparan.
La oposición siria armada está en un estado de sobreexcitación comparable únicamente al entusiasmo del presidente francés Francois Hollande y el apresuramiento de su ministro de Relaciones Exteriores Laurent Fabius. Este último se muere de impaciencia porque ver llegar la hora H que haga retroceder un siglo el Oriente árabe. Ahora que los socialistas franceses se sienten más seguros en lo tocante a sus proezas socioeconómicas internas, pueden dedicarse a su vocación humanitaria. Por su parte, Jean-Luc Melenchon, citado en el sitio web del Nouvel Observateur, declara:

«Sabemos que los norteamericanos [estadounidenses] acostumbran a utilizar cualquier tipo de argumento para justificar una intervención militar. Golpear militarmente a Siria sería un error gigantesco. ¿Quién está mejor desde que arrasamos Libia? Somos [los franceses] seguidores. Para darnos importancia, de vez en cuando ladramos más fuerte que el resto de la jauría. En cuanto a la oposición siria armada, está loca por sentir el olor del napalm, quiere la “libertad” aunque sea sobre las ruinas de su propio país. ¿De verdad se creen los opositores que Estados Unidos, sus servidores y sus aliados no tiene nada mejor que hacer que prestar nobles servicios a nuestros?, como los que prestaron a Irak y Libia, eso sí. ¿O que el único objetivo de su intervención es ayudar a los sirios a construir “una alternativa democrática” al régimen de Assad?»

Al-Akhbar , 28 de agosto de 2013)
Hiyam Kosseify
Las autoridades oficiales libanesas están en coma en momentos en que se precisa cada vez más la perspectiva de un ataque militar contra Siria. Es como si el mundo entero estuviese en un mundo y el Líbano en otro diferente.
Según informes militares occidentales, Washington no desearía ampliar el espectro de operaciones. Pero los mismos informes precisan que los países del Golfo –con Arabia Saudita a la cabeza– están ejerciendo fuertes presiones para lograr que esas ataques sean fatales para el régimen.
En todo caso, el Líbano no parece estar preparándose para el periodo que se anuncia y cuyos síntomas iniciales han comenzado a manifestarse a través de los atentados con explosivos en su propio territorio. Los informes plantean además interrogantes sobre la actitud del Hezbollah ante una posible operación militar de Estados Unidos contra Siria. El Líbano pudiera tener que ver con esa operación en más de un aspecto:
- A nivel político, primeramente: No hay dudas de que el Líbano se verá en una situación que no podrá evitar, la de tener que tomar posición, oficialmente, sobre la acción militar que pudiera tener lugar contra Siria. ¿Cuál será entonces la posición del presidente de la República, del primer ministro y del ministro de Relaciones Exteriores? ¿Denunciarán esa operación y se encerrarán en el silencio?
- En materia de seguridad: ¿Cuál será la reacción del Líbano si Estados Unidos utiliza su espacio aéreo? Los desafíos en materia de seguridad plantean al Líbano más interrogantes en materia de seguridad ya que ciertas partes podrían invocar los ataques contra Siria para arremeter contra los intereses de los países occidentales que participen en esos ataques, comenzando por los de Estados Unidos, y contra la FINUL. Tampoco hay que olvidar la posibilidad de que se produzca un nuevo flujo de refugiados sirios hacia el Líbano, ni el peligro de que se recurra a los coches-bomba para sembrar el miedo y la anarquía en varias regiones.
- A nivel gubernamental: Algunos temen que la ofensiva se acompañe de presiones para formar un gobierno a toda costa. Fuentes informadas estiman por demás que las presiones regionales para conformar un gobierno sin el Hezbollah sean el eslabón de una cadena que trataría de cerrar el cerco alrededor de ese partido y de los aliados de Siria en Líbano.

Al-Akhbar , 28 de agosto de 2013
Nasser Charara
Informes de seguridad han revelado que los 4 atentados que se produjeron en la periferia sur de Beirut y en Trípoli [Líbano] se inscriben en el marco de un amplio plan llamado «Muerte y Destrucción», ejecutado por al-Qaeda y destinado a hundir el Líbano en un baño de sangre. Todos los datos muestran que ese plan va a proseguir y que busca obligar el Hezbollah a retirarse de Siria, a cualquier precio y sin importar la sangre que haya que derramar para lograrlo.
Después del minucioso análisis de los datos de los atentados cometidos el 9 de julio y el 15 de agosto [de 2013] en Bir al-Abed y el 22 de agosto Trípoli y de cruzar informaciones obtenidas a través de escuchas telefónicas y de infiltraciones, se pudo determinar la naturaleza y objetivos del ataque terrorista que se está desarrollando. El mensaje es que continuará la ola de «Muerte y Destrucción» y que las explosiones irán en aumento hasta que el Hezbollah se retire de Siria.
La explosión de Roueiss mostró que el plan entró en su fase de ejecución. Información recogida por varios servicios de inteligencia muestra que existe una coordinación entre el emir del Estado Islámico de Irak y del Levante, Abu Omar al-Baghdadi, y el emir del Frente al-Nusra, Abu Mohammad Al-Julani, para asestar golpes al Líbano. Las investigaciones arrojaron que los dos jefes se pusieron de acuerdo en una señal para el desencadenamiento de la ola de terror. Esa señal fue el lanzamiento de 4 cohetes contra Israel. En efecto, 12 horas después [de ese lanzamiento] se produjeron las 2 explosiones de Trípoli. Un examen de los modus operandi de los atentados de Roueiss y de Trípoli muestra que todos fueron perpetrados por los mismos ejecutores. Además, un cuarto de hora después de la caída de los cohetes en Galilea, los israelíes los atribuyeron a la «yihad internacional». Los expertos señalan que uno de los elementos que permiten identificar a los autores de un atentado es el estudio del modus operandi. Y tanto en Roueiss como en Trípoli las cargas explosivas se componían de más de 200 kg de explosivo. Además, las explosiones se produjeron en lugares públicos.
Esa ola de terror debería, por lo tanto, proseguir en más de una región libanesa para sembrar «Muerte y Destrucción» entre todas las comunidades y poner al Hezbollah en la siguiente situación: retirarse de Siria o tener que enfrentar una creciente cólera popular.
En ese marco, hay que señalar que varias voces libanesas se hicieron oír, sobre todo después de las explosiones de Trípoli, para vincular los atentados con la negativa del Hezbollah a retirarse de Siria. Esas voces adoptan, en cierta forma, el objetivo político que los autores del atentado están tratando de alcanzar.

AFP (Agencia francesa de prensa), 30 de agosto de 2013)
Desde Jerusalén hasta Alepo y desde Beirut hasta Bagdad, la posibilidad de ataques occidentales está siendo denunciada fuertemente por los patriarcas de Iglesias existentes desde el nacimiento mismo del cristianismo y que no tienen ganas de que los islamistas las confundan con los «cruzados», como sucedió en Irak en 2003.
El más enérgico fue el patriarca iraquí Louis Raphael Sako, patriarca de los caldeos, al declarar que una intervención militar estadounidense equivaldría «a hacer explotar un volcán destinado a destruir Irak, el Líbano y Palestina. Y quizás haya alguien que desea precisamente eso».
El obispo de Alepo, monseñor Antoine Audo, habla de un riesgo de «guerra mundial».
El patriarca maronita Bechara Boutros Rai, acusó a «varios países, sobre todo de Occidente pero también del Oriente» de «fomentar todos estos conflictos». «Estamos presenciando la destrucción total de lo que los cristianos han logrado construir en 1 400 años» en materia de cohabitación con los musulmanes, estimó.
El patriarca siriaco-católico Youssef III Younan acusó a las potencias extranjeras «de haber armado a los rebeldes, incitado a la violencia, envenado más aún las relaciones entre sunnitas y chiitas». «Occidente piensa que con los sunnitas en el poder la democracia reemplazará a la dictadura pero no es más que una ilusión», señaló.
Se menciona constantemente el temor a que «el escenario de Irak se repita», al igual que [el temor] a perder un «laicismo» que hacía posible la cohabitación en el Medio Oriente.
Los patriarcas subrayan que los occidentales no parecen interesados en esperar por las conclusiones de la investigación de la ONU sobre el ataque químico de la semana pasada [del 21 de agosto]. Recuerdan además que hace 10 años Estados Unidos emprendió la guerra contra Irak con supuestas pruebas inexistentes de armas de destrucción masiva. Expresan además su asombro por la poca atención que conceden los occidentales a la dimensión comunitaria y religiosa en los actuales desequilibrios.
Incluso entre las filas de los cristianos que se oponen a Bachar al-Assad se expresa claramente el rechazo a [eventuales] ataques extranjeros: el monasterio del padre Paolo Dall’Oglio, actualmente secuestrado en el norte de Siria exhortó, por ejemplo, al «rechazo de toda violencia».
Finalmente, a través de sus blogs y de Twitter, los opositores cristianos a una intervención extranjera [contra Siria] se han expresado masivamente en los últimos días.

Global Times (Diario chino, 29 de agosto de 2013)
Las fuerzas mundiales contrarias a una intervención militar deben unirse e impedir este ataque occidental contra Siria. Si se realizan esos ataques, las fuerzas mundiales deben respaldar abiertamente la resistencia del gobierno sirio. Es necesario que Rusia e Irán se preparen para prestar asistencia militar directa al régimen del presidente Bachar al-Assad.
Hablar de «indecencia moral» como excusa justificativa de la preparación de una intervención militar parece precipitado e irreflexivo.
En un comunicado publicado el jueves, el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, advierte además contra «toda injerencia en la investigación en marcha de la ONU sobre el ataque químico del 21 de agosto (…) Sólo una solución política puede resolver la crisis siria», había declarado anteriormente, durante la misma semana, [el ministro] Wang Yi.
La comunidad internacional debería dar prueba de paciencia en vez dejarse manipular ciegamente por los servicios de inteligencia de Estados Unidos.
Hace 10 años, Estados Unidos y sus aliados ignoraron a la ONU para imponer por la fuerza un cambio de régimen en Irak, con el pretexto de que ese país poseía armas de destrucción masiva. No puede permitirse que lo hagan nuevamente. Una intervención militar sin mandato de la ONU no hará más que agravar la situación en Siria.

The Wall Sreet Journal (Diario estadounidense) 27 de agosto de 2013)
Adam Entous, Nour Malas, Margaret Coker
El veterano de la intriga diplómatica en Washington y en Medio Oriente, el jefe de los servicios de inteligencia de Arabia Saudita, príncipe Bandar ben Sultan, ha explicado a los americanos [estadounidenses] que no espera una victoria de los rebeldes en el terreno en lo inmediato.
El príncipe Bandar ha confiado a su medio hermano Salman la supervisión del entrenamiento de los rebeldes sirios en Jordania.
Desde el [pasado] invierno, los sauditas han venido desplegando esfuerzos considerables para convencer a los americano y a las potencias occidentales de que el régimen de Bachar al-Assad ha pisado la línea roja utilizando armas químicas. Los servicios secretos sauditas ya afirmaban en febrero que el régimen utilizó armas químicas y hacían llegar «pruebas» a los americanos.
En abril, el rey Abdallah de Arabia Saudita envió al presidente Barack Obama un mensaje diciéndole que la credibilidad de Estados Unidos se vería cuestionada si el régimen sirio y su aliado iraní ganaban la batalla.
Paralelamente a ese mensaje, el príncipe Bandar y el embajador de Arabia Saudita en Washington trabajaban intensamente para convencer a la Casa Blanca y el Senado de la necesidad de golpear Siria.
Posteriormente, el príncipe [Bandar] se entrevistó en París con responsables franceses y en julio viajó a Moscú, donde –según diplomáticos– explicó a Vladimir Putin que el reino saudita posee grandes sumas de dinero y que las utilizará para ganar la batalla en Siria.
Hace un cuarto de siglo fue el mismo Bandar ben Sultan quien armó a los muyahidines afganos contra las tropas soviéticas.
El pasado fin de semana, Arabia Saudita acentuó la presión sobre Washington para que ataque Siria en respuesta a los «ataques químicos».
«Usted, como presidente, no puede trazar una línea y no respetarla», decía el mensaje saudita al presidente Obama, según un diplomático.

Fuente
New Orient News

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.