JPEG - 14.8 KB

El Instituto que preside la Madre Agnes-Mariam de la Croix estableció un listado de los primeros videos sobre la masacre de la Ghouta, en las afueras de Damasco, y logró determinar tanto los horarios en que fueron captadas las imágenes –según los códigos de los aparatos utilizados para captar las imágenes– y los horarios de su publicación en YouTube. El estudio de toda esa información sobre las imágenes presentadas como pruebas de la masacre permite comprobar la existencia de incoherencias y manipulaciones:

-  La Ghouta –el cinturón agrícola que rodea Damasco– está despoblada desde hace tiempo. Sólo quedan en ella las personas que aún apoyan a los «rebeldes» y un mínimo de personas de edad avanzada que no tenían posibilidades de huir. Las personas que se han mantenido allí porque apoyan a los «rebeldes» son casi exclusivamente adolescentes y hombres mientras que la presencia allí de mujeres y niños es ínfima.
-  En los videos, las víctimas son principalmente niños, algunos adultos y casi ninguna mujer, a pesar de que el Buró Médico Unificado de la Ghouta habla de una cantidad muy importante de mujeres muertas.
-  En las imágenes se ve una mujer que busca a sus hijos. Pero esa misma mujer aparece en videos grabados en 5 localidades diferentes y parece encontrar a «sus niños» en 2 localidades distintas.
-  Un testigo describe las reacciones de su familia ante el olor del gas a pesar de que una de las características fundamentales del gas sarín es que no tiene olor.
-  Al menos una fotografía de la revolución egipcia fue publicada por el Comité Revolucionario de Masaken Barzeh como prueba de la masacre de la Ghouta.
-  Dos videos, uno de ellos publicado por el Comité Revolucionario de Jobar y el otro por el Comité Revolucionario de Hamouria, muestran dos escenarios incompatibles de la muerte de un mismo niño.
-  La comparación entre varios de los videos permite distinguir un trabajo de puesta en escena dado lo difícil y absurdo de la manera en que los cuerpos son movidos constantemente de un lugar para otro dentro de un mismo local, donde supuestamente se prestan cuidados médicos de urgencia.
-  Mientras que los «rebeldes» anuncian más de 1 466 muertes, los videos no muestran más que 8 enterramientos.

The Chemical Attacks on East Ghouta to Justify Military Right to Protect Intervention in Syria, by Mother Agnès-Mariam of the Cross, Institut international pour la Paix, la Justice et les Droits de l’homme, 11 de septiembre de 2013, 43 pp.