Red Voltaire
«Tendencias del Oriente»

El Estado sirio ya ganó el primer tiempo en Ginebra 2

| Beirut (Líbano)
+
JPEG - 30.5 KB

Por Ghaleb Kandil

En la conferencia Ginebra 2 ha quedado rotundamente demostrada la posición soberana e independiente del Estado sirio y su decisión de contribuir seriamente a hallar una solución política a la crisis dialogando con la oposición. Esa oposición, por el contrario, se ha visto débil y ha proseguido, junto a los enemigos de Siria, la campaña de mentiras tendiente a intensificar la presión sobre el Estado que resiste.

Ginebra 2 ha puesto de relieve una serie de factores entre los se encuentra, en primer lugar, la solidez del Estado sirio y su credibilidad, que han quedado demostrados en los siguientes hechos: La firme decisión de preservar la independencia y la soberanía de la Nación siria, rechazando toda condición previa y anteponiendo la voluntad del pueblo sirio, como autoridad de referencia constitucional y política preponderante.
- Una decisión aún más grande a enfrentar todo intento de intervención extranjera en los asuntos internos de Siria.
- La seria opción a favor del diálogo entre sirios, incluso a pesar de que la delegación de la oposición padece de una grave falta de representatividad y de que está siendo manipulada por la alianza que dirige la guerra contra Siria, encabezada a su vez por Estados Unidos.
- La firme decisión de priorizar la lucha contra el terrorismo, sutilmente integrada al concepto de cese de la violencia, consagrado por la iniciativa de Kofi Annan que terminó siendo saboteada por Estados Unidos.
- La presentación de la concepción del Estado sirio sobre el periodo de transición, que debe figurar como punto culminante del diálogo a la sombra de la actual Constitución y no de un golpe de Estado concretado mediante un consejo de gobierno de transición, tesis que ha defendido el secretario de Estado John Kerry, y Hillary Clinton antes que él, después del comunicado de Ginebra, documento sobre cuya interpretación existen contradicciones entre Moscú y Washington.

Además de lo anteriormente mencionado, se ha visto en la delegación del Estado sirio un equipo homogéneo y capaz que conduce sabiamente la batalla mediática, política y diplomática y que atrajo el interés de los periodistas presentes en Montreux. La delegación siria ha ofrecido una imagen brillante del Estado sirio, coherente y confiado en su preeminencia.

Como de costumbre, Estados Unidos expuso un paquete de mentiras en un intento por intensificar las presiones sobre el Estado sirio, tratando de imponer una lectura particular del comunicado de Ginebra, que es la lectura que repiten numerosos medios de prensa occidentales.

El hecho es que en el comunicado de Ginebra [firmado en 2012] no se menciona el nombre de Bachar al-Assad, ni tampoco se prevé la formación de ninguna instancia de transición supraconstitucional. Eso significa que, si surgiese una instancia de ese tipo, esta únicamente alcanzaría un carácter constitucional si se formara mediante un decreto firmado por el presidente Assad y si sus miembros prestaran juramento ante el actual jefe del Estado sirio.

Los aspavientos de John Kerry y del presidente francés Francois Hollande sobre el papel del presidente Assad no tienen por lo tanto nada que ver con las disposiciones especificadas en el comunicado de Ginebra. Y el descaro es de tal magnitud que, al mismo tiempo, las autoridades francesas, estadounidenses y británicas hacen circular informaciones sobre los contactos emprendidos con las autoridades sirias en materia de lucha contra el terrorismo. Sin el menor escrúpulo, Kerry envió uno de sus ayudantes a la sala de prensa de Montreux para hacer saber, ante periodistas cuyo amistad con el Estado sirio es harto conocida, que Estados Unidos está perfectamente consciente de los cambios que el Ejército Árabe Sirio ha introducido en la correlación de fuerzas y confirmar a la vez los contactos sirio-estadounidenses. Los periodistas presentes en Suiza para cubrir la conferencia han podido palpar ese comportamiento esquizofrénico.

El gobierno de Qatar, y tras él los servicios de inteligencia estadounidenses, ha inventado una gran mentira para tratar de influir en el clima de la conferencia con un supuesto informe sobre torturas y asesinatos en las cárceles del Estado sirio [1]. Periodistas y expertos occidentales señalaron de inmediato las numerosas incoherencias y fallos de ese documento y su coincidencia en el tiempo con la presentación de la oposición y de los enemigos de Siria en Ginebra 2. Algunos han señalado irónicamente el hecho que Qatar y Arabia Saudita –que ni siquiera tienen Constitución– se presentan como defensores de los derechos humanos frente a un Estado civil y laico que está luchando contra grupos de extremistas takfiristas, financiados por esos dos países retrógrados.

Otra incongruencia de la conferencia es la aparición del embajador de Estados Unidos en Damasco, Robert Ford, como el verdadero presidente de la delegación de la Coalición Nacional Siria.

Es probable que la conferencia se termine con decisiones sobre los 3 puntos que el ministro sirio de Relaciones Exteriores Walid al-Muallem propuso a Moscú: un intercambio de prisioneros, una serie de arreglos en materia de seguridad que comenzarían en Alepo –la Coalición quiere que sea en Homs– y la entrega de ayudas humanitarias.

Una nueva cita podría organizarse después de que se corrijan las dos carencias ya señaladas por el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov: la exclusión de Irán y la ausencia de toda una serie de sectores de la oposición que fueron excluidos de la delegación que participa en las negociaciones.

El Estado nacional sirio ya ganó una fase importante y la lucha continúa. El Ejército Árabe Sirio desempeñará el papel principal en la siguiente fase.

Declaraciones y posiciones

Saad Hariri, ex primer ministro libanés, jefe de la Corriente del Futuro
«Cuando vimos que el 8 de Marzo retrocedió y que abandonó la fórmula de los 9-9-6 para adoptar la de los tres 8, nos planteamos cierto número de preguntas y la mayoría de las respuestas fueron positivas. Ustedes conocen la situación del país, con explosiones por aquí y por allá. Y hay uno solo que celebra cada vez que hay una explosión: Bachar al-Assad.
El Hezbollah no va a salir de Siria ni va a abandonar sus armas. Y yo, por mi parte, seguiré creyendo que su presencia en Siria es un error y estaré siempre en contra de sus armas [las del Hezbollah] y a favor del Estado [libanés]. Yo no hago más que expresar el desacuerdo que está sobre la mesa del Consejo de Ministros. La gente quiere vivir, quieren tener un gobierno, agua, electricidad y una economía. Que nadie crea que vamos a abandonar nuestros principios. Yo no cubro nada. Ni la guerra en Siria, ni los acusados en el asesinato de Rafik Hariri.
En cuanto al tríptico “ejército-pueblo-resistencia”, les plazca o no, ya nos deshicimos de eso y punto, y nos atenemos a la declaración de Baabda.
Que nadie crea que yo abandonaré a Samir Geagea o que él me abandonará. Yo dialogo con mis aliados sobre la participación en el gobierno y espero que el “hakim” acepte entrar en él. Pero, pase lo que pase, estaré a su lado. Tenemos que construir el país con todos sus sectores. Punto.
»

Adnane Mansour, ministro libanés de Relaciones Exteriores
«Se han acelerado las consecuencia de la crisis siria en la escena libanesa, conjugadas con peligros que constituyen un desafío directo para el Líbano, desafíos que afectan la seguridad, la estabilidad, la economía y la demografía del país.
Uno de los peligros reside en el terrorismo que afecta el Líbano. Un terrorismo inspirado en un pensamiento extremista, takfirista, de rechazo al prójimo. Ese terrorismo afecta nuestros países y se activa para fragmentar su tejido social unificado.
Quienes pretenden que lo que está pasando en Siria es resultado de la intervención del Hezbollah, el partido libanés de resistencia contra la ocupación israelí, quieren desviar las miradas de las realidades y esconder los crímenes cometidos por las organizaciones terroristas, que se nutren del pensamiento takfirista, que nada tiene que ver con las tradiciones y la cultura de nuestras sociedades.
»

Boutheina Chaabane, ministra de la Presidencia de la República Árabe Siria
«La oposición siria no representa al pueblo sirio sino más bien a una pandilla de secuestradores y criminales. Queremos resolver la crisis en Siria y adoptamos las medidas que traducen nuestras buenas intenciones a través de nuestra participación en la conferencia de Ginebra. Pero la solución habrá que encontrarla dentro de Siria y no en Ginebra.
Siria se enfrenta hoy a una ideología peligrosa y destructiva cuyo objetivo es destruir el pensamiento moderno, el mundo civilizado y la coexistencia. Lo mínimo que podría hacer Estados Unidos es ayudar al pueblo sirio a enfrentar el pensamiento wahabita extremista.
¿Podemos nosotros llamar al presidente de ustedes a abandonar el poder y a no salvar el país? ¿Tiene derecho el señor Kerry a reclamar eso? ¿O se trata de una cuestión que debe depender estrictamente del pueblo sirio? ¿No es eso la democracia? En mi opinión, la declaración de Kerry refleja una actitud colonialista.
»

Hechos

  • Un hombre que se presentó como Abou Sayaf el-Ansari, de Trípoli [ciudad del norte del Líbano], anunció el sábado, en un video colgado en YouTube que jura lealtad a Abou Bakr el-Bagdadi, el emir del Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL o Daesh, vinculado a al-Qaeda). «Hemos decidido ayudar a nuestros hermanos sunnitas en Irak y Damasco en su guerra, desde Trípoli, en Líbano», dice Abou Sayef al-Ansari en la grabación. «Hemos propuesto al EIIL la creación de células para proseguir la yihad que aterroriza a Estados Unidos y al partido del diablo [el Hezbollah. NdlR.]», agrega. El hombre también pide a los jeques y ulemas libaneses que apoyen a su grupo. «No nos traicionen. Estamos aquí para ayudar a la Umma», dijo. En la grabación, que no ha sido autentificada, Abou Sayaf al-Ansari exhorta los sunnitas «miembros del “Ejército del Salib” (cristianos. NdlR.) a no ser “los aliados de los infieles”». «Esperen más bien una declaración del vocero oficial del Emirato Islámico en Líbano, Abou Omar el-Mohajer», concluye. El EIIL no es el único grupo vinculado a al-Qaeda actualmente activo en Líbano. El viernes, el Frente al-Nusra en Líbano, considerado como una rama del al-Nusra sirio vinculado a al-Qaeda, anunció a través de su cuenta en Twitter que «el partido de Irán (en referencia al Hezbollah), sus sedes y sus bases militares y de seguridad son blancos legítimos para nosotros, dondequiera que se encuentren». Subrayando que «el Hezbollah se despliega intencionalmente en regiones populares para protegerse de los ataques yihadistas» y afirmando que lo que quiere es proteger a los sunnitas del Líbano, el grupo llamó a estos últimos a no acercarse ni instalarse en zonas vinculadas al Hezbollah o cercanas a sus sedes y a evitar las reuniones del partido chiita. El 21 de enero, al-Nusra en Líbano reclamó la autoría del atentado suicida con coche-bomba perpetrado ese mismo día en Haret Hreik. Aquel atentado, que dejó 4 muertos y más de 35 heridos, era el sexto atentado desde el mes de julio perpetrado contra el Hezbollah, que lucha junto al régimen sirio en contra de los rebeldes. El Frente al-Nusra en Líbano ya había reclamado anteriormente la autoría de la explosión del coche-bomba que había matado a 3 personas el 16 de enero en Hermel, en la Bekaa. Los muertos son a menudo civiles. El sábado, al-Nusra en Líbano reclamó la autoría de los disparos de cohetes contra la ciudad de Hermel (este del Líbano), otro bastión del Hezbollah.
  • El jefe de al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, llamó a los yihadistas sirios a poner fin «inmediatamente» a los combates entre sí. En un mensaje de voz divulgado el jueves, el jefe de al-Qaeda se dirigió «a todos los grupos yihadistas y a todo hombre libre que luche por derrocar el régimen de Assad» exhortándolos a «detener inmediatamente los combates entre hermanos». Feroces combates estallaron a principios de enero de 2014 entre varias coaliciones de rebeldes, mayoritariamente islamistas, y los yihadistas del Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL o Daesh).
  • El patriarca greco-ortodoxo de Antioquía y de todo el Oriente, monseñor Yohanna X Yazigi, declaró que las 12 monjas ortodoxas del monasterio de Santa Tecla, en Maalula, secuestradas por extremistas sirios durante la noche del 1º al 2 de noviembre [de 2013], se encuentran «en buen estado de salud». Según precisó, las monjas «están en el campamento de Yabroud». «Se mantienen las negociaciones con vista a su liberación», agregó.
  • El diario [libanés] As-Safir reporta que un emisario europeo de visita en Líbano (en alusión a Emmanuel Bonne, consejero de[l presidente francés] Francois Hollande), evitó responder a las preguntas de sus interlocutores que trataban de saber si el proyecto de prórroga del mandato del presidente [libanés] Michel Sleiman se mantiene en pie.

Fuente
New Orient News

[1] «Las acusaciones de Carter-Ruck contra Siria», Red Voltaire, 21 de enero de 2014.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.