JPEG - 14.7 KB

Estado Islámico
Oficina de Justicia

Decreto

Loado sea Dios y gloria al Islam por su victoria,
Humillación para los politeístas en su sumisión,
Que Su justicia, Su paz y Sus bendiciones vayan a aquel a quien Dios iluminó con su espada.

Y cuando entre ellos una comunidad dijo: «¿Y por qué exhortáis a un pueblo al que Alá va a exterminar o al que va a castigar con una punición severa?» (Los predicadores) respondieron: «Para estar libre de culpa ante nuestro Señor (Alá) y puede ser que lleguen a temer a Alá.» al-Araf (163) [1].

Habiéndose informado a los jefes de los cristianos y a sus partidarios de la fecha de su convocación para expresar su sumisión al Califa en la vilaya (distrito) de Ninive, estos hicieron caso omiso y no se presentaron a la hora fijada. Es por eso que se ha decidido ofrecerles que escojan una de estas 3 opciones:

- El Islam (para que se conviertan).
- Pagar la yizia (impuesto estipulado para los infieles).
- Si se niegan, no habrá para ellos otra solución que la muerte por el filo de la espada.

El Príncipe de los Creyentes, el Califa Ibrahim –Dios habrá de glorificarlo– los autoriza a huir por Alkhalafah, hasta el sábado 21 de Ramadán de 1435 [19 de julio de 2014] al mediodía. Después de esa fecha, lo único que habrá entre ellos y nosotros será el filo de la espada.

Gloria a Dios, a su Profeta y a los creyentes a quienes no conocen los hipócritas.

[1] El texto contiene una referencia errónea ya que la citación proviene de la Sura 164.