26 años de impecable trayectoria, aunque un día recicladores de la televisión basura la quisieron enlodar, eso no importa, sólo es un pequeño punto negro en el gran lienzo de colores que ha logrado pintar en cada una de las sonrisas de los niños de la calle Lucy Borja líder de Generación.

Nuestro país nunca honra a mujeres esforzadas y luchadoras como ella que han dado toda su fuerza y parte de su vida por ayudar a un prójimo que nadie nunca voltea a ver, a veces son apedreadas.

Ella hizo un trabajo duro y casi imposible, apoyar a niños y adolescentes provenientes de hogares disfuncionales, madres insanas y padres que copulan y engendran hijos a diestra y siniestra y jamás se ocupan de ellos, suena feo, pero es muy real.

¡Los hijos de su hogar!

Son y fueron criaturas adictas al terokal, pasta y a las drogas más nocivas del mercado, pequeñas niñas que por necesidad eran obligadas a prostituirse por 1 sol al día, no las juzguen dormían a la intemperie, no tenían para comer y eran rechazadas por la sociedad.

¡Las ovejas negras!

Lucy no hizo discriminaciones nunca, apoyó a delincuentes juveniles apodados pirañitas.

¡Una madre que peleó como leona!

Lucy explotó de asco, indignación y dolor al saber de los actos de pedofilia que se habían suscitado según refiere, por un personaje de la televisión, Beto Ortiz, quien en ese entonces según sus relatos (que por cierto son de público conocimiento), había sido denunciado por varios muchachos que lo acusaban de haberles proporcionado drogas, alcohol y seducido a cambio de unos cuantos billetitos, cuando todos ellos eran menores de edad, todos con nombres reales y documentos de identidad certificados.

¡Cierran las puertas de Generación!

Según narran, la coartada de defensa de Beto Ortiz fue muy baja, así igual la tienen terroristas, narcotraficantes, pedófilos, asesinos, jefes de bandas criminales, cobardes golpeadores de mujeres, todos tienen derecho a defenderse, que la gente, los jueces, vocales y fiscales les crean, eso ya es harina de otro costal.

Eso es común en el derecho y las cárceles están llenas de santos para prenderles velas, todos ellos inocentes que lloran por televisión y exponen a sus propias madres a hacer el ridículo diciendo frases tan huérfanas de fundamento como: "ay no mi hijito no, mi hijito nunca, que le habrá hecho la muy desgraciada esa para que mi angelito reaccione así"

A Lucy, el Estado le cerró las puertas de todos sus centros de albergues, los pobres y tristes gobernantes no se daban cuenta que a quién le hacían daño era a todos esos chiquillos a los que por cierto la casta gubernamental nunca ayudó en nada.

¡El juicio!

Carnelutti, tenía una regla aplicada al derecho: “La prueba es la columna vertebral dentro de un proceso penal", todo lo demás son chismes de lavadero, mal intencionados comentarios de gente mentirosa, mezquina y cruel que va calumniando por la vida a quienes les estorban en sus sueños de llegar alto, así sea a costas de llenar de hedor la honra de las personas.

¡Plantón en canal 2!

Todos los chicos de Generación fueron muchas noches a gritarle en la cara sus verdades a quien estaba enlodando la honra de: "su madre", todo está documentado según los vídeos de defensa legal de Lucy.

¡Comenzar desde cero!

Lucy no se dio por vencida, quizás lloró, se sintió mal pero después echó sus lágrimas al viento, se levantó y volvió a su camino, a su propósito.

¡Promesas incumplidas de Humala!

Los chicos me contaron que Ollanta Humala y Nadine Heredia fueron a visitarlos a escuchar su pliego de reclamos en plena campaña, pero luego del éxito, el poder y la fama, olvidaron todas sus promesas, sería muy gratificante que la actual pareja presidencial realice una nueva visita pero esta vez sí los ayuden, porque en realidad lo necesitan y mucho.

Documentos adjuntos