La prensa de las monarquías del Golfo afirmó hace meses que Damasco estaba comprando al Emirato Islámico [1] el petróleo que ese grupo yihadista estaba robando en territorio sirio.

Por su parte, el general Salim Idris, ministro de Defensa del autoproclamado gobierno provisional de la Coalición Nacional de Fuerzas de Oposición y de la Revolución (CNFOR), acusó al Ejército Árabe Sirio de haber destacado 180 oficiales para combatir con el Emirato Islámico.

Y ahora, la embajada de Estados Unidos en Damasco, que está funcionando desde Washington y a través de internet, difundió en la tarde del 1º de junio de 2015 –o sea, teniendo en cuenta la diferencia de horario, justo antes de la reunión de la coalición anti-Daesh en París– una serie de mensajes de Twitter en los que acusa, sin pruebas ni lógica, a Siria de apoyar al Emirato Islámico.

JPEG - 24.5 KB
JPEG - 24.2 KB
JPEG - 22.4 KB
JPEG - 23.9 KB
JPEG - 21.7 KB

Esta campaña tiene como objetivo convertir a la coalición contra el Emirato Islámico en una alianza para derrocar la República Árabe Siria.

Y como toda operación de propaganda, lo que hace es mezclar verdades y mentiras para sembrar la duda.
- Hace 3 meses, una investigación de la seguridad militar siria reveló que el director de la Inteligencia Interna, general Rustum Ghazaleh, había traficado probablemente petróleo con Daesh. El general fue depuesto de inmediato por el presidente Bachar al-Assad y puesto bajo detención domiciliaria. Un mes después, fallecía víctima del síndrome de Guillain-Barré.
- La Seguridad Militar siria ha logrado infiltrar numerosos agentes en las filas del Emirato Islámico, al menos 180, que le informan los planes de los yihadistas.

Los mensajes en cuestión fueron emitidos en momentos en que el secretario de Estado John Kerry era repatriado urgentemente desde Francia para ser sometido a una intervención quirúrgica en Boston, después de sufrir un accidente en bicicleta. Esto parece indicar que existe dentro de la administración Obama una fuerte resistencia a los acuerdos negociados con Irán y Rusia.

El responsable de la cuenta de Twitter de la embajada de Estados Unidos es Daniel Rubinstein (ver foto), el esposo de Julie Adams, quien a su vez es la número 2 del órgano de inteligencia del Departamento de Estado.

[1] También llamado Daesh en el mundo árabe. Nota de la Redacción.