La Casa Blanca anuló, el 29 de junio de 2015, las sanciones que había adoptado contra Bahréin después de la represión desatada en ese país contra las manifestaciones de 2011.

El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, declaró que, en su opinión, la situación en Bahréin todavía no es aceptable. Pero agregó que ha mejorado, principalmente con la liberación de Ibrahim Sharif Al-Sayed, secretario general del Wa’ad, partido nacionalista laico de izquierda [1].

En cambio, los dirigentes chiitas siguen en la cárcel, según señalan diversas fuentes desde el reino.

Según la Casa Blanca, el levantamiento de las sanciones estadounidenses se justifica por la ayuda de Bahréin a la campaña contra el Emirato Islámico. El hecho es que también podría estar vinculado a la firma inminente del acuerdo regional entre Estados Unidos e Irán.

[1] “Lifting Holds on Security Assistance to the Government of Bahrain”, Press Statement by John Kirby, department of State, 29 de junio de 2015.