Red Voltaire

Plan de operaciones del Ejército Árabe Sirio contra el Emirato Islámico

El Ejército Árabe Sirio, equipado con nuevo armamento ruso, prosigue su campaña de liberación de las zonas ocupadas por los grupos yihadistas, financiados por las potencias de la OTAN y del Golfo. Valentin Vasilescu analiza la estrategia siria y pronostica la continuación de las operaciones.

| Bucarest (Rumania)
+
JPEG - 36.2 KB
Palmira, la mítica ciudad de la reina Septimia Bathzabbai Zenobia, es el símbolo de una civilización refinada donde todas las religiones eran libres e iguales entre sí, y que resistía contra el despotismo del Imperio Romano. Parcialmente destruida por el Emirato Islámico, la liberación de Palmira por el Ejército Árabe Sirio coincide con la Pascua de 2016 y el órgano sirio a cargo de los monumentos históricos ya planea su reconstrucción.

Las cerca de 9 000 misiones de bombardeo de la aviación rusa neutralizaron la mayoría de las redes de túneles que permitían a los grupos armados, como el Ejército Sirio Libre (ASL), el Frente Islámico y el Frente al-Nusra (o sea al-Qaeda), atacar por sorpresa al Ejército Sirio Libre. En este momento, los grupos terroristas se hallan tan debilitados que ya no pueden emprender ofensivas capaces de modificar la correlación de fuerzas en Siria [1]. Han surgido conflictos entre la Brigada de los Mártires de Yarmuk, respaldada por Israel y Francia [2], y sus aliados del ASL y del Frente Islámico, respaldado el primero por Estados Unidos y Francia y el segundo por Arabia Saudita y el Reino Unido.

Actualmente, estos grupos se matan entre sí por el control de una zona situada al suroeste de la ciudad de Deraa. En cuanto la tregua entró en vigor, el 27 de febrero de 2016, varios grupos armados no vinculados al Frente Islámico y al Frente al-Nusra, comenzaron a deponer las armas o pasaron a combatir junto a las unidades del Ejército Árabe Sirio, lo cual permitió a este último desplegar varias unidades de refuerzo contra el Emirato Islámico. La situación sería mejor aún si el Ejército Árabe Sirio pudiera retirarse de los 15 frentes existentes en el noroeste y el sudeste, donde se encuentra la mayoría de las tropas, para utilizar más unidades contra el Emirato Islámico.

JPEG - 53.3 KB

Al liberar la autopista Alepo-Ithriyah-Hama-Homs, en los primeros días de marzo de 2016, el Ejército Árabe Sirio logró impedir la cooperación entre los grupos terroristas, aislando el territorio bajo control de los islamistas del Frente al-Nusra, del ASL y del Frente Islámico (Jabhat al-Islamiyyah) en el sur de la provincia de Alepo y la totalidad de la provincia de Idleb, del territorio ocupado por el Emirato Islámico en el centro y el este de Siria.

Los combatientes kurdos, por su parte, crearon una zona-tapón en la frontera con Turquía, donde el Emirato Islámico sólo controla en este momento una franja de 90 kilómetros.

JPEG - 59.8 KB

El jefe de operaciones del estado mayor de las fuerzas armadas rusas, general Serguei Rudskoi, considera la ciudad de Palmira como un centro estratégico del grupo Emirato Islámico, debido a la importancia de las intersecciones de vías de comunicación en el desierto. El general estima que la liberación de Palmira marca el debilitamiento total del Estado Islámico. Como consecuencia de los bombardeos aéreos y de las batallas por el control de las vías de comunicación que el Ejército Árabe Sirio le ha impuesto en el desierto, el Emirato Islámico no cuenta ya con medios de transportes suficientes para garantizar su movilidad y se ve obligado a establecer un dispositivo defensivo en varias grandes ciudades del territorio que aún controla. Esto confiere al Ejército Árabe Sirio una total libertad de acción para iniciar ofensivas simultáneas en varias direcciones y utilizar los medios aéreos para cercar todos los núcleos de resistencia del Emirato Islámico.

JPEG - 54.3 KB

El 7 de marzo de 2016, el Ejército Árabe Sirio inició una etapa intermedia de la batalla por Palmira avanzando desde Homs con la 67ª brigada de tanques y el 64º regimiento de artillería de la 18ª división de tanques, reforzados por un batallón de infantes de marina. Siguió entonces la liberación de los campos petrolíferos de Shaer, Mahr, Jihar y Jazl, en el oeste, el norte y el sur de Palmira. El Ejército Árabe Sirio lograba así envolver el flanco de una posición avanzada del Emirato Islámico, situado a 20 o 25 kilómetros de Palmira, posición donde había 1 500 combatientes (Zona 1). Un grupo táctico constituido alrededor de la 67ª brigada blindada, conformado por 3 000 soldados, se infiltró entonces entre Palmira y esa posición avanzada, cortando con una maniobra envolvente las vías de retirada de los 1 500 yihadistas hacia el norte (Raqqa) y el este (Palmira-Deir ez-Zor).

La 18ª división, que el Ejército Árabe Sirio mantenía como reserva estratégica, está enteramente equipada con armamento moderno y pasó un programa de formación organizado por los consejeros militares rusos [3]. La 67ª brigada blindada, que atacó Palmira desde el oeste, contaba con alrededor de 90 tanques, 40 vehículos de combate de infantería (BMP-1) y sistemas modernos de misiles antitanques.

JPEG - 41.9 KB

Despues, el 18 de marzo de 2016, llegó a la zona el batallón Tigre de las fuerzas especiales del Ejército Árabe Sirio, sumándose allí al comando de Halcones del Desierto, una milicia que se compone de oficiales y suboficiales sirios miembros de la reserva, formada y entrenada por iraníes y por los Spetsnaz [4], equipada y armada para combatir en el desierto. El grupo táctico conformado por los Tigres y los Halcones del Desierto se compone de 2 000 hombres, equipados con camionetas blindadas fácilmente maniobrables y artilladas con ametralladoras pesadas KPV de 14,5 milímetros, con un cañón doble GS-23 de 23 milímetros y misiles antitanque rusos guiados por laser. Este grupo ataca desde el sur de Palmira.

JPEG - 49.4 KB

Al este de Palmira, la ofensiva se inicia el 24 de marzo de 2016 con un dispositivo dirigido por instructores militares de la fuerza Al-Qods (las fuerzas especiales iraníes) y conformado por 1 800 combatientes de las Fuerzas de Defensa Nacional de Siria, del Hezbollah libanés y de los grupos paramilitares iraquíes Harakat Hezbollah al-Nujaba (Movimiento de los Nobles del Partido de Dios), Liwa Imam Ali (La Brigada del imam Ali) y Kata’eb Hezbollah (El Batallón del Partido de Dios).

Estos tres principales grupos tácticos neutralizaron todos los puntos de apoyo del Emirato Islámico situados en las alturas alrededor de Palmira, que constituían el segundo círculo de defensa de los islamistas. También cortan toda posibilidad de retirada a los yihadistas que tratan de huir de la ciudad. Ahora, el Ejército Árabe Sirio ha logrado romper la defensa, el tercer círculo, en la periferia de Palmira y penetrar en la ciudad para emprender su liberación casa por casa (Zona 2).

JPEG - 34.2 KB

Los puntos de apoyo del Emirato Islámico abiertos en las rocas situadas en las alturas que controlan el acceso a la ciudad de Palmira fueron atacados por aviones Su-22, L-39 Albatros y MiG-23 de las bases aéreas de Shayrat (situada 20 kilómetros al sudeste de Homs) y de Tiyas (40 kilómetros al oeste de Palmira), a los que se unieron otros aviones y helicópteros de ataque Mi-24V rusos.

Entre el 20 y el 23 de marzo de 2016, la aviación rusa realizó 41 misiones, golpeando 146 blancos del Emirato Islámico en Palmira, con lo cual puso fuera de combate 6 puestos de mando, 5 tanques, 6 piezas de artillería, 2 depósitos de municiones, 15 camionetas artilladas y eliminó 320 yihadistas.

En la operación de Palmira no participó ninguno de los 180 aviones de la coalición contra el Emirato Islámico encabezada por Estados Unidos.

¿Qué consecuencias tendrá
la liberación de Palmira?

1. En el sur de Siria, hasta Palmira, hay una sola carretera –de 150 kilómetros– que atraviesa el desierto y está actualmente bajo control del Emirato Islámico (Zona 3). Con la liberación de Palmira, una agrupación de 3 000 combatientes del Emirato Islámico, desplegada en una zona situada entre el sur de Palmira y la frontera jordana, al este y al noreste de la ciudad siria de Sueida, queda aislada de la proclamada capital del Emirato Islámico, la ciudad siria de Raqqa.

2 . La ciudad siria de Deir ez-Zor cuenta con la defensa de la 104ª brigada de paracaidistas, la 137ª brigada de artillería del Ejército Árabe Sirio y fuerzas de la Defensa Nacional siria, con 4 000 efectivos. El grupo táctico de Deir ez-Zor actúa, independientemente del Ejército Árabe Sirio, a 90 kilómetros de Palmira.

JPEG - 28 KB

El apoyo aéreo de ese grupo táctico está garantizado por la base aérea de Al-Nassiriya, que cuenta con bombarderos tácticos Su-24M3. La liberación de Palmira debe permitir al Ejército Árabe Sirio hacerse con el control de la autopista M20, entre Palmira y Deir ez-Zor. Esta autopista de 90 kilómetros es la única vía de comunicación a través del desierto, situación que obliga a los elementos del Emirato Islámico a replegarse hacia el norte (Zona 4). Durante los últimos días, el grupo táctico del Ejército Árabe Sirio en Deir ez-Zor ha sido vigorosamente atacado desde el sur por elementos del Emirato Islámico. Para rechazar esa ofensiva, el Ejército Árabe Sirio envió por vía aérea municiones y un millar de soldados de refuerzo.

JPEG - 64.4 KB

Después de estos ataques del Emirato Islámico, la 104ª brigada de paracaidistas logró romper el bloqueo que los islamistas habían impuesto y avanzó hacia el sudeste por la autopista M4 (que conecta Alepo con Al-Bukama, en la frontera con Irak), por el tramo Deir ez-Zor-Al Mayadeen. El control total de ese tramo de la autopista impediría el traslado de combatientes del Emirato Islámico desde Irak hacia Siria. Las tropas sirias de Palmira podrán confluir con las de Deir ez-Zor, en la dirección noreste hacia Hassaké, sirviendo de refuerzo a los milicianos kurdos para garantizar el control total de la frontera con Irak (Zona 5).

3. La liberación de Palmira y la confluencia con el grupo táctico de Deir ez-Zor permitirían al Ejército Árabe Sirio iniciar la ofensiva hacia Raqqa, la capital proclamada del Emirato Islámico, desde tres direcciones: por el oeste, el sur y el (Zona 6) y neutralizar por completo todos los grupos terroristas en Siria en 5 o 6 meses.

[1] «Le piège tendu par Poutine en retirant le contingent russe de Syrie», Valentin Vasilescu, Réseau international, 18 de marzo de 2016.

[2] “We have no beef with Israel, Syrian Islamist rebel group says”, Ilan Ben Zion y Agam Rafaeli, Times of Israel, 1º de julio de 2013.

[3] «El regreso del Ejército Árabe Sirio», por Valentin Vasilescu, Red Voltaire, 5 de marzo de 2016.

[4] Spetsnaz es una apelación genérica, surgida en la antigua URSS, que sigue designando actualmente los grupos de intervención o de fuerzas especiales de diversos órganos o servicios armados rusos, desde el ministerio del Interior y de Justicia, hasta el FSB y las diferentes ramas de las fuerzas armadas. Nota de la Red Voltaire.

La OTAN respalda el ataque turco ‎en Siria‎
La OTAN respalda el ataque turco ‎en Siria‎
‎«El arte de la guerra»‎
 
La invasión turca en «Rojava»‎
La invasión turca en «Rojava»‎
Todo lo que nos esconden sobre la operación militar turca «Manantial de Paz» (3/3)‎
 
El Kurdistán, obsesión del ‎colonialismo francés
El Kurdistán, obsesión del ‎colonialismo francés
Todo lo que nos esconden sobre la operación militar turca «Manantial de Paz» (2/3)‎
 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

La invasión turca en «Rojava»‎
Todo lo que nos esconden sobre la operación militar turca «Manantial de Paz» (3/3)‎
La invasión turca en «Rojava»‎
por Thierry Meyssan
El Kurdistán, obsesión del ‎colonialismo francés
Todo lo que nos esconden sobre la operación militar turca «Manantial de Paz» (2/3)‎
El Kurdistán, obsesión del ‎colonialismo francés
por Thierry Meyssan
La OTAN respalda el ataque turco ‎en Siria‎
‎«El arte de la guerra»‎
La OTAN respalda el ataque turco ‎en Siria‎
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Genealogía del «problema kurdo»‎
Todo lo que nos esconden sobre la operación militar turca «Manantial de Paz» (1/3)‎
Genealogía del «problema kurdo»‎
por Thierry Meyssan, Red Voltaire