JPEG - 130.2 KB
¿Arde Perú esta semana?

Diciembre, no será un mes de grata recordación para el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, su mediocrísima bancada parlamentaria y, sobre todo, para el Perú.

Hoy debe nombrarse al titular del portafolio de Defensa, luego que el anterior fuese expectorado, bajo el disfraz de renuncia, por un lío de faldas. El muy bobo confesó su amor ante cámaras cuando el país requiere un ministro comprometido con la salvaguarda de la integridad de la nación.

Metidas de pata

En apenas cinco meses, el jefe de Estado, PPK, ha dado muestras formidables de cómo dispararse a los pies con frecuencia rayana en la locura. Ratificó en Educación a Jaime Saavedra y no hay quién explique esa herencia de un régimen repudiado como fuera el humalista. Secretos del Orinoco –que le dicen- que tú no sabes, y yo tampoco.

En Interior se colocó a Carlos Basombrío que ha protagonizado esperpentos políticos de muy lamentable factura, el más reciente fue cuando casi culparon del incendio en Larcomar a un ciudadano por el que ofrecieron hasta recompensa jugosa. Y el tema se cayó clamorosamente pues el “sospechoso” mismo se presentó ante las autoridades. El señor Basombrío debería irse a su casa y evitar seguir incurriendo en torpezas mayúsculas. El folletín, la vigilia, el espectáculo mediático, no reemplazan lo que debiera ser la seguridad ciudadana y la lucha contra el crimen. La ineptitud es otra forma de actuar contra la sociedad.

La interpelación

Y el miércoles 7 procederá la interpelación al ministro de Educación Saavedra. Tal como están las cosas, el fujimorismo, tiene la posibilidad, sin mayor dificultad, de echar a don Jaime.

Tengo mis dudas que el gobierno pretenda jugarse el todo por el todo para respaldar a Saavedra. Ofrece flancos desguarnecidos y debilidades. ¡Y para colmo de males, la administración Kuczynski luce una atrabiliaria lentitud para la reacción política!

Otros temas igual de importantes

Mientras tanto ha pasado desapercibida la declaración Perú-Chile y los compromisos que alentó in situ el mandatario Kuczynski en La Moneda. No parece una mala hora para argumentar en torno a la vulneración de la soberanía aérea del Perú por parte de Lan, cuyo dueño, Sebastián Piñera, tiene grandes posibilidades de ser reelegido como presidente.

Como se recuerda, en 2007 y 2011, se impulsó el Memorándum de Entendimiento aéreo cuya fuente fue la DGAC, con la rúbrica de los ministros de Transportes de entonces, Verónica Zavala y Enrique Cornejo, respectivamente, y bajo el mandato de Alan García Pérez, cuya sumisión hacia el país del sur, es una de sus características más vergonzosas. El silencio proditor de Cancillería, en ese entonces bajo el titularato de Joselo García Belaunde y viceministerio del a posteriori canciller, Gonzalo Gutiérrez, fue una genuina traición al Perú.

Lo que SÍ debería hacer el Congreso

Y el capítulo al que se hace referencia en el párrafo anterior, NO está cerrado. Por tanto, en lugar de espectáculos canibalescos en Plaza Bolívar, el Congreso debiera pensar con horizonte nacional y comprender que los chatos NO edifican una nación, sino que la hunden.

O el gobierno medita mejor sus pasos y hace del Ejecutivo una herramienta eficaz para pilotear al Perú, o empieza a vivir agonías prematuras y bobas cuando hay que manejar temas múltiples con el nuevo gobierno de Estados Unidos. El presidente electo Donald Trump ha dicho que revisará los TLCs y Perú y Gringolandia tienen uno. ¿Volvemos a fojas cero, renegociamos sobre lo que existe o qué hacemos?

El Congreso tiene que discutir con ciencia y conciencia el Tratado TransPacífico, TPP, aún a pesar que casi tiene una sentencia de muerte dictada por Estados Unidos. Pero, su deber consiste en debatir y desmenuzar un documento político y económico que está en sus manos.

¿Arde Perú esta semana?