La Liga Islámica Mundial, creada por Arabia Saudita en 1962, a pedido del Reino Unido, para financiar simultáneamente la Hermandad Musulmana y la Orden de los Naqchbandis, saludó la publicación de una lista de terroristas dada a conocer por Arabia Saudita, Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos.

Entre los nombres incluidos en esa lista se encuentra el del jeque Yussef al-Qaradawi, el predicador estelar de la Hermandad Musulmana, cuya exclusión del consejo de administración de la Liga Islámica Mundial ha sido anunciado por esa organización.

Según el periodista e investigador francés Thierry Meyssan, la Liga Islámica Mundial disponía en 2016 de un presupuesto superior al de las fuerzas armadas de Arabia Saudita [1]

El jeque al-Qaradawi, personaje contra el cual existe una orden internacional de arresto emitida por INTERPOL desde hace 2 años, es el consejero espiritual del canal de televisión qatarí Al-Jazeera.

A pesar de que el ministro del Interior gaullista Charles Pasqua había prohibido legalmente la entrada de este personaje a Francia desde hace varios años, el jeque al-Qaradawi se convirtió después en socio del presidente francés Nicolas Sarkozy para la organización del llamado “islam de Francia”.

«Lista de terroristas publicada por Bahréin, Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita», Red Voltaire, 9 de junio de 2017.

[1] Ver la segunda parte del libro Sous nos yeux. Du 11-Septembre à Donald Trump (Ante nuestros ojos. Del 11 de Septiembre a Donald Trump), Thierry Meyssan, Editions Demi-Lune, 2017. Este libro se halla actualmente en proceso de edición en idioma español.