JPEG - 41.4 KB
La defenestrada Katherine Ampuero junto a Julia Príncipe, también destituida.

La orden de INHIBICIÓN, de disponer o gravar los bienes del imputado o del tercero civilmente responsable, ya inscrita en los Registros Públicos de Lima, dictada por el juez Richard Concepción Carhuancho a pedido de la hoy defenestrada procuradora Katherine Ampuero, le impide a la empresa ODEBRECHT S.A. vender o disponer de la ubérrima irrigación-concesión de OLMOS, situada en la región Lambayeque, por los más de US$ 2,000´000,000.00 de dólares norteamericanos que por doquier se comenta.

Para esta estruendosa venta el lobby presidencial-ministerial está en marcha y nada garantiza que este acto de libre disposición de ODEBRECHT con terceros no se preste para la peor jugarreta que agravie aún más al Perú, como es simular el precio y esconder la forma de pago que se haga en el exterior, haciendo ilusoria cualquier expectativa de cobranza.

Esta medida cautelar se ha solicitado y dictado en aplicación del vigente Artículo 310° del Código Procesal Penal, numeral que no ha sido derogado por ninguna otra norma legal. El Decreto de Urgencia N° 03-2017, de 11 de febrero del 2017, que suscriben PPK, Zavala, Thorne y Marisol Pérez Tello, que no puede ser ni es de naturaleza procesal, no lo enerva ni contrapone. He aquí su cristalino texto:

"Artículo 310°.- 1. El fiscal o el actor civil, en su caso, podrán solicitar, cumplidos los requisitos establecidos en el Artículo 303°, que el juez dicte orden de inhibición para disponer o gravar los bienes del imputado o del tercero civil, que se inscribirá en los Registros Públicos."

Ergo, se trata de una medida lícita o legal, legítima, que no debe acarrear responsabilidad alguna en quien la pidió o en el juez que la ordenó, que la puede solicitar el fiscal del caso o el actor civil-Estado (que representa la procuradora) para garantizar y asegurar el pago futuro de la reparación civil. Sin ella el Estado peruano podría quedar burlado.

A partir de la trabazón de esta oportuna medida se debe negociar con el maniobrero Jorge Barata o el mismo Marcelo Odebrecht para que delaten a los que aún faltan, tipo Alan García o Keiko Fujimori, por el financiamiento millonario que recibieron para sus campañas electorales, según lo afirmó el propio Marcelo Odebrecht el 15 de mayo de 2017, en Curitiba, Brasil, ante fiscales brasileño y peruano, añadiendo que su copartícipe Barata conoce los pormenores: montos y reales destinatarios de la coima.