El precio del petróleo vuelve a subir y el barril sobrepasa ahora los 60 dólares. Esta tendencia al alza hace que vuelva a ser rentable la explotación de ciertos yacimientos y aporta ingresos suplementarios a los países exportadores de crudo, principalmente Arabia Saudita, Rusia e Irán.

Según los especialistas, la tendencia al alza debe mantenerse durante los próximos meses y parece ser consecuencia de una decena de factores, entre los que se cuentan:
- la disciplina que están mostrando los países de la OPEP y sus aliados,
- la reducción de las reservas de los países importadores (para los miembros de la OCDE, 180 millones de barriles en 6 meses),
- el importante aumento de la demanda en Estados Unidos (en un año, el consumo estadounidense ha pasado de 1,35 millones de barriles diarios a 1,6 millones),
- la incertitud sobre la situación política en el Kurdistán iraquí y Venezuela
- y la reanudación de la especulación a largo plazo en el mercado petrolero.