JPEG - 23.7 KB
Yisrael Katz

Por orden de mi gobierno, quiero llamar la atención de usted hacia las palabras incendiarias y agresivas del ministro israelí de Transporte e Inteligencia, Yisrael Katz, en su visita a Tokio, el 26 de octubre de 2017. En respuesta a una pregunta sobre Irán, el señor Katz dijo:

«Si la acción internacional que actualmente conduce el presidente estadounidense, Donald Trump, no contribuye a impedir que Irán se dote de capacidades nucleares, Israel intervendrá por sí mismo militarmente.»

Irán nunca ha tratado, ni tratará nunca, de adquirir armas nucleares ya que sigue honorando plenamente el compromiso que suscribió en virtud del Tratado de No Proliferación de las armas nucleares y del Plan de Acción Global Común.

En esas condiciones y siendo Israel el único Estado de la región que no es parte del Tratado de No Proliferación de las armas nucleares, que posee armas nucleares y cuyas instalaciones y actividades nucleares no están sometidas a garantías, y que rechaza todos los esfuerzos de la comunidad internacional por hacer del Medio Oriente una zona libre de armas nucleares, ¿no resulta paradójico que, además de declararse preocupado por el programa nuclear iraní –exclusivamente destinado a fines pacíficos– [Israel] siga amenazándolo?

Anteriormente, en mi carta fechada el 19 de mayo de 2015 (S/2015/353), llamé la atención de usted hacia otro ejemplo de las amenazas que el gobierno israelí ha proferido, específicamente en el discurso pronunciado el 5 de mayo de 2015 por el ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, donde amenazó con utilizar una bomba nuclear contra Irán y con seguir matando civiles, incluyendo mujeres y niños, en la franja de Gaza y en Líbano.

Los casos que acabo de mencionar son sólo dos ejemplos entre muchos de los proyectos de agresión que han fomentado los israelíes contra Irán. El régimen nunca ha disimulado sus intenciones agresivas ni ha dejado de proferir amenazas militares contra mi país. Las amenazas de intervención militar que Israel sigue profiriendo sobre el programa nuclear pacífico de Irán constituyen una violación flagrante de los principios fundamentales del derecho internacional y del párrafo 4 del Artículo 2 de la Carta de Naciones Unidas.

El Gobierno de la República Islámica de Irán espera que el Secretario General y el Consejo de Seguridad cumplan con la obligación que la Carta les impone poniendo fin a las amenazas israelíes contra mi país y condenando estas declaraciones temerarias e irresponsables.

Agradecería a usted que tuviese a bien distribuir el texto de la presente carta como documento del Consejo de Seguridad.