El 10 de marzo de 2018, a las 21h30 (hora de Washington), el secretario de Defensa de Estados Unidos, general Jim Mattis, concedía una entrevista a varios periodistas a bordo del avión que lo llevaba a Omán. Antes de que nadie tuviera tiempo de preguntarle algo, Mattis comentó la intervención del presidente Vladimir Putin ante los parlamentarios rusos [1].

Según el secretario de Defensa de Estados Unidos, lo que dijo el presidente ruso ante los parlamentarios no era más que retórica electoral. Sostuvo que las armas que Vladimir Putin describió en su intervención no serán utilizables sino hasta dentro de mucho tiempo y por lo tanto no modificarían el equilibrio militar [2].

Como respuesta, la Federación Rusa realizó al día siguiente un disparo, exitoso, de su nuevo misil hipersónico Kinzhal.

La prensa estadounidense ha reportado tanto las declaraciones del secretario de Defensa Mattis como el disparo realizado con el misil ruso Kinzhal… pero sus reportes modifican la cronología de los hechos dando a entender que el general Mattis estaba comentando el tiro del misil hipersónico ruso, cuando en realidad este último aportó un desmentido a las afirmaciones de Mattis.

[1] “Press Gaggle En Route to Oman”, Press Operations, US Department of Defence, 10 de marzo de 2018.

[2] «El nuevo arsenal nuclear ruso restaura la bipolaridad del mundo», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 6 de marzo de 2018.