JPEG - 42.8 KB

COMUNICADO DE PRENSA

En el suburbio de la capital siria, Guta Oriental, las tropas gubernamentales continúan la operación de liberación de la población del control de los terroristas y extremistas. Los terroristas y extremistas fueron expulsados de la mayor parte de esta área. Los radicales intransigentes oponen resistencia en la ciudad de Duma, protegiéndose tras los civiles que allí quedan, utilizándolos como escudo vivo.

En estas condiciones, el Centro ruso para la reconciliación de las partes enfrentadas en la República Árabe Siria y las fuerzas gubernamentales organizan corredores humanitarios para la evacuación de la población civil. Estos esfuerzos continuarán. Pero las fuerzas que se oponen a la más pronta liquidación de uno de los últimos focos terroristas en suelo sirio, al verdadero arreglo político, se emplean a fondo para agravar la situación e impedir la evacuación de los civiles.

Continúan propalándose noticias falsas sobre el empleo de cloro u otros agentes tóxicos por las tropas gubernamentales. Una información falsa de turno sobre el supuesto ataque químico en Duma apareció ayer, basada en la tan mentada organización no gubernamental Cascos Blancos, repetidamente implicada en la confabulación con los terroristas, así como otras “organizaciones humanitarias” con sede en Gran Bretaña y en Estados Unidos.

Últimamente, hemos advertido en más de una ocasión sobre estas provocaciones peligrosas. Estas falacias, carentes de fundamento alguno, persiguen el objetivo de exculpar a los terroristas y la oposición radical intransigente que renuncian al arreglo político y paralelamente intentar justificar eventuales ataques externos.

Es preciso volver a recalcar que la intromisión foránea, bajo pretextos inventados y ficticios, en Siria donde por la solicitud del Gobierno legítimo de este país se encuentran militares rusos, es absolutamente inadmisible y puede acarrear las consecuencias más graves.