La Federación Rusa hizo públicos 3 interrogatorios realizados a los marinos ucranianos detenidos ‎durante el incidente registrado en el Estrecho de Kerch, el 25 de noviembre de 2018, y un ‎documento (ver foto) ocupado a bordo de una de las unidades de superficie ucranianas. ‎

Según ese documento y las declaraciones recogidas en los videos de los interrogatorios realizados ‎a los marinos ucranianos, el incidente fue planeado en coordinación con potencias extranjeras. ‎

Dos oficiales de los servicios de inteligencia de Ucrania se hallaban a bordo de las unidades de ‎superficie ucranianas para coordinar las operaciones. Esos oficiales de inteligencia prohibieron a ‎los marinos responder a los mensajes de la marina de guerra de la Federación Rusa cuando las ‎unidades ucranianas penetraron en las aguas territoriales de Crimea, reclamadas por Ucrania. ‎

Nuestro colaborador y experto en temas militares Valentin Vasilescu señaló que aeronaves de ‎Estados Unidos e Israel especializadas en reconocimiento de señales electromagnéticas ‎sobrevolaron la zona antes del incidente para detectar las defensas rusas [1].‎

Israel no es miembro de la OTAN pero dispone de una oficina de enlace en la sede de la alianza ‎atlántica, en Bruselas. Durante el golpe de Kiev, en 2014, 4 oficiales y 31 soldados israelíes ‎participaron en los actos de violencia de la Plaza Maidán junto al partido nazi Svoboda, como ‎parte de las actividades clandestinas de las redes stay-behind de la OTAN.‎

La provocación perpetrada en el Estrecho de Kerch parece haber sido realizada por orden de la OTAN para ‎acreditar la tesis según la cual una «amenaza rusa» justifica la adhesión de Ucrania a la OTAN. ‎

La provocación se desarrolló bajo la supervisión del embajador estadounidense Kurt Volker. Este ‎‎“diplomático” fue reclutado por la CIA cuando era estudiante en la universidad de Georgetown ‎‎(Washington). Después de haber trabajado en la sede la CIA, en Langley, Kurt Volker fue ‎incorporado al servicio diplomático y se convirtió en «consejero» de Richard Hoolbroke durante ‎las guerras contra Yugoslavia. Fue asistente de Victoria Nuland cuando esta última era ‎embajadora de Estados Unidos en la OTAN y posteriormente ocupó ese cargo. Actualmente es ‎embajador de Estados Unidos en Ucrania. ‎

[1] «¿A quién beneficia el incidente del ‎Estrecho de Kerch?‎», por Valentin Vasilescu, Red Voltaire, ‎‎30 de noviembre de 2018.