La operación de tráfico de armas contra Siria, iniciada por la administración Obama bajo la denominación «Timber Sycamore», fue privatizada poco antes de la elección del actual presidente de ‎Estados Unidos, Donald Trump, y actualmente sigue su curso bajo la dirección del fondo de ‎inversiones KKR, del hombre de negocios estadounidense Henry Kravis. ‎

El emporio de Kravis está realizando actividades militares bajo las órdenes del general David ‎Petraeus, ex director de la CIA. ‎

Con la implicación de al menos 17 gobiernos, la operación «Timber Sycamore» ha resultado ser ‎el tráfico de armas más gigantesco de toda la historia. Los envíos de armas a grupos yihadistas ‎se realizan a través de la compañía aérea pública de transporte de carga Silk Way Airlines, de ‎Azerbaiyán. ‎

Durante la semana del 27 de noviembre al 2 de diciembre de 2018, 8 aviones de carga de ‎‎Silk Way Airlines aterrizaron en Adén (Yemen), Erbil y Bagdad (Irak), en Beirut (Líbano), Yibuti ‎‎(capital del país del mismo nombre), Kabul y Wagram (Afganistán) y en Trípoli (Libia). ‎

También hubo vuelos con envíos de personal entre Yibuti y Adén. Esos vuelos se realizaron ‎a través de Taquan Air, una pequeña compañía estadounidense que antes ‎realizaba únicamente viajes de negocios o de turismo en Alaska. ‎


- «Armamento por miles de millones de dólares utilizado contra Siria», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 18 de julio ‎de 2017.‎
- “Weapon Deliveries Or Commercial Traffic? Suspicious Flights To Conflict Zones In Middle East”, South Front, 12 de diciembre de 2018.‎ ‎