Ante las pruebas reveladas por el presidente venezolano Nicolás Maduro sobre el incidente ‎marítimo provocado por la transnacional estadounidense ExxonMobil [1], 10 de los 12 países miembros del Grupo de Lima retiraron ‎el punto 9 del comunicado común donde el grupo denunciaba una supuesta provocación ‎venezolana que ponía en peligro la seguridad en la región. ‎

Sólo dos países –Canadá y Paraguay– no han hecho la necesaria corrección. Para los gobiernos ‎de Canadá y de Paraguay sigue siendo válida la versión del incidente divulgada por ExxonMobil y por el ‎Departamento de Estado de Estados Unidos… a pesar de las pruebas que la desmienten sin dejar ‎espacio a la duda. ‎

Según la versión estadounidense, Venezuela había expulsado un barco [ver foto] que realizaba ‎trabajos de prospección en aguas actualmente en litigio entre ese país y Guyana. ‎

La realidad es diferente. El presidente Nicolas Maduro presentó públicamente las grabaciones de ‎video y de audio en las que la tripulación del barco en cuestión transmite su posición exacta a los ‎guardacostas de Venezuela, demostrando así que el barco se hallaba frente a la desembocadura ‎del río Orinoco, o sea en las aguas territoriales internacionalmente reconocidas de la República ‎Bolivariana de Venezuela. ‎

El incidente tuvo lugar al día siguiente de adoptarse en el parlamento guyanés una moción de ‎censura que sacó del poder –por un solo voto– al gobierno de Guyana. La moción de censura fue ‎adoptada porque Charrandas Persaud, diputado del partido de gobierno, decidió ‎inexplicablemente votar contra su propio partido. Después salió precipitadamente del país para ir ‎a refugiarse en Canadá. ‎

Toda esta trama muestra que ExxonMobil y el Departamento de Estado estadounidense están ‎recurriendo a la manipulación y la mentira para provocar una guerra entre países de ‎Latinoamérica. ‎

Por otro lado, aunque el Grupo de Lima había decidido no reconocer la legitimidad del nuevo ‎mandato presidencial de Nicolás Maduro, 2 países miembros de ese Grupo –Guyana y ‎Santa Lucía– acaban de aceptar las cartas credenciales de los nuevos embajadores de Venezuela.‎

[1] «Venezuela publica ‎pruebas de la violación de sus aguas territoriales», ‎‎Red Voltaire, 10 de enero de 2019.