JPEG - 36.6 KB

‎ «Con una acción verdaderamente insólita, Israel oficializó el ataque contra objetivos militares ‎iraníes en Siria e intimó las autoridades sirias a no vengarse contra Israel.» Así reportan los ‎medios de prensa italianos el más reciente ataque de Israel en Siria, realizado con misiles crucero ‎y bombas guiadas. «Es un mensaje a los rusos, quienes, junto a Irán, permiten que sobreviva el ‎poder de Assad», comenta el Corriere della Sera. ‎

Nadie pone en duda el «derecho» de Israel a atacar un Estado soberano para imponer allí ‎el gobierno que debe tener ese Estado, después de 8 años durante los cuales Estados Unidos, ‎la OTAN y las monarquías del Golfo trataron –junto a Israel– de destruir el Estado sirio, como ‎hicieron en 2011 con el Estado libio. ‎

A nadie le escandaliza que los ataques aéreos israelíes –perpetrados el sábado y el lunes– hayan ‎dejado decenas de muertos, entre ellos al menos 4 niños, y graves daños en el aeropuerto ‎internacional de Damasco. Sin embargo, se da gran repercusión a la noticia de que, por ‎prudencia, se mantuvo cerrada durante un día, para desagrado de los turistas, la estación israelí ‎de esquí en el monte Hermon, en un territorio que Israel ocupa militarmente junto a las Alturas del ‎Golán. ‎

A nadie le preocupa el hecho que la intensificación de los ataques israelíes en Siria, pretextando ‎que ese país sirve de base de lanzamiento de misiles iraníes, es parte de la preparación de una ‎guerra de gran envergadura contra Irán, guerra planificada con el Pentágono y cuyos efectos ‎serían catastróficos. ‎

La decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear con Irán –acuerdo que Israel había ‎definido como «la rendición de Occidente ante el Eje del Mal dirigido por Irán»– ha creado una ‎situación extremadamente peligrosa y no sólo para el Gran Medio Oriente. ‎

Israel, única potencia nuclear en esa región del mundo, país no firmante del Tratado de ‎No Proliferación nuclear –documento que sí ha suscrito Irán–, apunta a Irán con 200 armas ‎nucleares, como especificó el ex secretario de Estado estadounidense Colin Powell en marzo ‎de 2015 [1]. Entre los diversos vectores ‎de armas nucleares, Israel ya dispone del avión de guerra F-35A, desde diciembre de 2017.‎

JPEG - 29.6 KB

Israel no sólo ha sido el primer país en adquirir el nuevo avión de guerra de quinta generación ‎producido por la firma estadounidense Lockheed Martin sino que la industria militar israelí tiene ‎un papel importante en el desarrollo del F-35. En efecto, Israel Aerospace Industries inició en ‎diciembre de 2018 la producción de componentes de las alas destinados a lograr que ese avión sea ‎invisible a los radares. Gracias a esa tecnología, que se aplicará también a los F-35 comprados ‎por Italia, Israel incrementa la capacidad de ataque de sus fuerzas nucleares, integradas al sistema ‎electrónico de la OTAN en el marco del «Programa de Cooptación Individual con Israel».‎

Pero usted no encontrará información sobre eso en nuestros medios de prensa, que tampoco ‎mencionan el hecho que –además de las víctimas del ataque aéreo israelí contra Siria– son aún ‎más numerosas las víctimas palestinas del bloqueo israelí contra la franja de Gaza. Tampoco le ‎dirán esos medios que en Gaza, debido al bloqueo israelí, 6 de los 13 hospitales existentes ‎tuvieron que cerrar el 20 de enero por falta del combustible necesario para la generación de ‎electricidad. Entre los hospitales cerrados están los 2 hospitales pediátricos de Gaza. Además el ‎funcionamiento de las redes eléctricas es allí extremadamente esporádico. ‎

Se desconoce cuántas personas van a morir por causa del cierre provocado de los hospitales de ‎Gaza. Pero de todas maneras no encontraremos esa información en nuestros medios de difusión, ‎que en cambio han divulgado ampliamente la declaración del viceprimer ministro Matteo Salvini ‎quien, en su reciente visita a Israel expresó su «compromiso a respaldar el derecho a la seguridad ‎de Israel, bastión de la democracia en el Medio Oriente». ‎

Fuente
Il Manifesto (Italia)

Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio

[1] “Powell Acknowledges Israeli Nukes”, Eli Clifton, Lob Log, 14 de septiembre de 2016.