El gobierno de la República Popular China anuló un encuentro previsto entre el viceprimer ministro ‎Hu Chunhua (ver foto) y el responsable del Tesoro británico, Philip Hammond.‎

En una intervención ante el Royal United Services Institute (RUSI), el ministro de Defensa del Reino Unido, Gavin Williamson, amenazó ‎recientemente con enviar un portaviones al Mar de China para hacer «pagar caro» a Pekín «su ‎comportamiento agresivo» [1]. ‎

La anulación del encuentro con el responsable del Tesoro británico priva al Reino Unido de un acuerdo comercial que le habría dado ‎acceso a un mercado de más de 10 000 millones de libras esterlinas [2].‎

La primer ministro británica, Theresa May, se separó de las declaraciones de su ministro de ‎Defensa al precisar que el portaviones británico en cuestión no viajará a Asia hasta el año 2021 y ‎que su recorrido requerirá la aprobación del jefe del gobierno. ‎

[1] “Gavin Williamson at RUSI”, por Gavin ‎Williamson, Voltaire Network, 11 de febrero de 2019.

[2] “TRADE FURY: Defence ‎Secretary Gavin Williamson accused of blowing access to Chinese markets worth billions”, Kate Ferguson, ‎‎The Sun, 14 de febrero de 2019.