Red Voltaire

Sigue sin resolverse la cuestión del ‎nombre de Macedonia

+

El presidente de la ex República yugoslava de Macedonia, Gjorge Ivanov, se negó a firmar la ‎última ley votada en el parlamento. Esa ley porta, por primera vez, el encabezamiento ‎‎«República de Macedonia del Norte», como se prevé en el Tratado de Prespa, rechazado por el ‎presidente macedonio. ‎

El Tratado de Prespa cuenta también con el rechazo de dos tercios de la población macedonia, ‎lo cual debería anular toda posibilidad de aplicarlo. ‎

Pero Estados Unidos forzó su ratificación en el parlamento, llegando incluso a manipular la composición ‎de ese cuerpo legislativo [1]. ‎Así que los diputados aprobaron el Tratado de Prespa, que fue publicado en la Gaceta Oficial ‎macedonia, pero no bajo la firma del presidente de la República –como exige la ley– sino firmado ‎por el presidente del parlamento, el proestadounidense Talat Xhaferi de lengua albanesa.‎

Como establece la Constitución, la ley que el presidente de la República se negó a firmar tendrá ‎que ser discutida nuevamente en el parlamento. Si este la adopta de nuevo, el presidente de la República ‎tendría que firmarla. A pesar de eso, el presidente Gjorge Ivanov ya se negó antes a firmar una ‎ley inconstitucional sobre las lenguas nacionales macedonias, lo cual hace pensar que el problema ‎de la denominación exacta de la República quedará pendiente hasta el fin de su mandato. ‎

Ya va viéndose cada vez más que el problema no es tanto entre Grecia y la Macedonia ‎ex yugoslava sino que concierne más bien la separación entre los musulmanes de lengua ‎albanesa y los macedonios ortodoxos. Estados Unidos parece favorable a la creación de una ‎Gran Albania [2], ‎que incluiría a las poblaciones de lengua albanesa de Kosovo y de Macedonia –aunque no a las de ‎Montenegro y Grecia. A la larga, eso provocaría la desaparición de ese pequeño país ‎culturalmente cercano a Rusia. ‎

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.