Red Voltaire

Michael R. Pompeo en declaraciones a la prensa sobre Venezuela

| Washington D. C. (États-Unis)
+
JPEG - 57.4 KB

Buenas tardes a todos y gracias por estar aquí. Quisiera hacer unos breves comentarios acerca de la situación en Venezuela, ponerlos al día acerca de las actividades de EE.UU. con relación a Venezuela. En los últimos días, los venezolanos han sido literalmente puestos a oscuras debido a un corte masivo de electricidad. Los pacientes en espera de tratamiento en los hospitales están muriendo, la comida está pudriéndose y las redes de telecomunicaciones han colapsado por completo.

Vale la pena dedicar siquiera un minuto para explicar cómo llegamos a esta situación. Nicolás Maduro prometió a los venezolanos una vida mejor en un paraíso socialista y cumplió con la parte del socialismo, que ha probado una y otra vez que es una receta para la ruina económica. La parte del paraíso, no fue tanto. Solo consideren los hechos. El Banco Mundial coloca a Venezuela en el lugar 188 de 190 países en cuanto al entorno empresarial. Solamente Somalia y Eritrea* están en peor situación. Estados Unidos no causó esto. Las expropiaciones de tierras e industrias y el fin del estado de derecho son las verdaderas causas. La producción agrícola ha disminuido 70 por ciento desde el año 2006; la manufactura ha decrecido en 75 por ciento; la producción se ha reducido a la mitad desde que Maduro asumió el poder en el año 2013. Estados Unidos no causó nada de esto. Maduro lo hizo.

Un mes de alimentación hoy para el venezolano promedio le cuesta a una familia más de 100 veces el salario mínimo mensual. Casi 70 por ciento de los hospitales venezolanos no tienen medicinas. Más del 90 por ciento de los venezolanos está por debajo de la línea de pobreza. Todo esto ha sido consecuencia del socialismo de Maduro.

Pero esta historia no está completa sin reconocer el rol central que han jugado Cuba y Rusia y que siguen jugando al socavar los sueños democráticos del pueblo venezolano y su bienestar.

Primero, Cuba. Nadie ha hecho más para fomentar la muerte y la miseria diaria de los venezolanos comunes, incluso de los militares venezolanos y sus familias, que los comunistas de La Habana. Cuba es el verdadero poder imperialista en Venezuela. El gobierno cubano de Miguel Díaz-Canel le da cobertura política a Maduro y sus secuaces para que puedan mantenerse en el poder. Es Cuba la que ha ofrecido a Maduro su indeclinable solidaridad. Es Cuba la que llama al verdadero gobierno de Venezuela, liderado por el presidente interino Juan Guaidó, al que 54 países democráticos del mundo reconocen como el gobierno legítimo, a este gobierno es al que los cubanos llaman títere del gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, es Cuba la que entrenó a la policía secreta venezolana en tácticas de tortura, técnicas de espionaje interno, y mecanismos de represión que las autoridades cubanas han blandido contra su propio pueblo por décadas. Los miembros del ejército y los servicios de inteligencia cubanos están profundamente enquistados en el estado venezolano. Las fuerzas de seguridad cubanas han desplazado a las fuerzas de seguridad venezolanas en una clara violación de la soberanía venezolana. Yo he escuchado decir que no hay venezolanos en el entorno de Maduro. Muchos de los encargados de su seguridad personal y sus consejeros más cercanos están actuando no bajo la dirección del pueblo venezolano y, francamente, quizás ni siquiera bajo la dirección de Maduro, sino del régimen cubano. Ellos se encargan de la protección personal, de otros elementos críticos y del apoyo político a Maduro y los que le rodean. Entonces, cuando no hay electricidad, hay que agradecerlo a las maravillas de la moderna ingeniería cubana. Cuando no hay agua, es gracias a los excelentes hidrólogos cubanos. Cuando no hay alimentos, es gracias a los jefes comunistas cubanos.

¿Por qué Cuba tiene tanta influencia en Venezuela? ¿Qué buscan? Para contestar la pregunta, hay que seguir la ideología, seguir a las élites corruptas y, quizás lo más importante, seguir la pista del dinero. Los revolucionarios comunistas cubanos comparten una afinidad natural con los socialistas de Maduro: ambos desdeñan el derecho a la propiedad privada, el estado de derecho y las elecciones libres y justas. Las mismas teorías económicas que destruyeron la economía cubana desde 1959 han convertido ahora la economía venezolana, una de las más ricas en Latinoamérica, en un caso de declive que los economistas estudian con asombro y pavor. Estos dos países violan con regularidad los derechos humanos básicos de sus pueblos.

Las dos naciones también comparten otra característica: una clase dominante profundamente corrupta. Maduro aprendió de los Castro que la mejor manera de mantenerse en el poder es comprando generales para que lo protejan y asegurar que la única manera de hacerse rico o evitar la pobreza, es vivir del régimen y mantenerse de su lado.

Finalmente, hay una relación económica entre Cuba y Venezuela: el régimen de Maduro envía hasta 50.000 barriles de petróleo a Cuba diariamente, y cuba necesita la energía barata venezolana para apoyar su tambaleante economía socialista, mientras que Maduro necesita a los cubanos expertos en represión para mantener su poder Una unión forjada en el infierno.

Rusia también ha creado esta crisis. Por sus propios motivos está obstaculizando las esperanzas legítimas democráticas y los sueños del pueblo venezolano. Moscú, como La Habana, continúa dando cobertura política al régimen de Maduro a la vez que presiona a otros países para que desconozcan la legitimidad democrática del presidente interino Guaidó.

Es Rusia la que vetó la resolución auspiciada por la Naciones Unidas sobre Venezuela en la sesión del Consejo de Seguridad del 28 de febrero. Esta resolución del Consejo de Seguridad de la ONU pedía acceso sin obstáculos para la entrega de ayuda a todos los que la necesitaban y apoyaba el restablecimiento de la democracia y del estado de derecho en Venezuela. Es Rusia la que escogió, en lugar de apoyar esta noble causa, presentar su propia resolución que no servía ningún otro propósito que el de defender el régimen ilegítimo de Maduro.

Afortunadamente, la comunidad internacional rechazó enfáticamente a Rusia y a su circo. Rusia con las justas consiguió cuatro votos de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Rusia afirmó que la ayuda humanitaria de la ONU no era más que un intento de cruzar ilegalmente la frontera para entregar un cargamento desconocido. El mundo sabe lo que realmente estaba pasando ese día.

Rusia también ha utilizado los órganos de desinformación auspiciados por el estado como Russia Today y Sputnik para distraer la atención del desastre humanitario del régimen de Maduro. Rusia ha gastado enormes cantidades de dinero en Venezuela para mantener una relación estrecha con el régimen. Los préstamos y las inversiones rusas en Venezuela suman más de US$ 17 mil millones. Compañías rusas siguen hasta el día de hoy intentando ayudar al régimen de Maduro a convertir las reservas de oro del país en dinero en efectivo, malgastando todavía más los activos del pueblo venezolano, activos que van a necesitar para reconstruir su futuro.

La empresa estatal rusa, Rosneft, continúa comprando cargamentos de petróleo crudo de PDVSA, la empresa estatal venezolana, en contravención de las sanciones de Estados Unidos. El director ejecutivo de Rosneft, Igor Sechin, continúa lanzándole un salvavidas al régimen. Recientemente, Sechin ordenó a Rosneft vender más petróleo al régimen de Maduro. Recordarán que PDVSA fue una vez la joya de la corona del pueblo venezolano; hoy no es más que la ATM personal del régimen de Maduro y de los oligarcas y cleptócratas rusos. Rusia ha suministrado a los regímenes de Chávez y Maduro grandes cantidades de armamento, incluso 5.000 sistemas de defensa aérea portátiles y otras formas de equipo letal. El Kremlin apoya a sus compinches venezolanos contra la voluntad del pueblo de un país soberano para proteger a un régimen amigo de Moscú.

Vale la pena dedicar, aunque sea un momento, para comparar las acciones negativas de Cuba y Rusia con lo que Estados Unidos ha hecho. Estados Unidos ha reconocido a Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela y ha utilizado la diplomacia para convencer a otros países que hagan lo mismo. Hoy, más de 50 países han tomado la decisión correcta y han reconocido formalmente a Juan Guaidó.

Hemos entregado más de US$ 195 millones para ayudar a los refugiados venezolanos, lo que incluye US$ 152 millones en ayuda humanitaria y US$ 43 millones en ayuda económica y para el desarrollo. Nos hemos asegurado de que la riqueza derivada de los valiosos recursos de Venezuela vaya directamente a los venezolanos en lugar de terminar en los bolsillos de la mafia de Maduro.

Estados Unidos ha revocado más de 250 visas a personas responsables de socavar la democracia venezolana y que se benefician de la corrupción del régimen. Y justo hoy, hemos impuesto sanciones a un banco con sede en Moscú de propiedad conjunta de compañías estatales rusas y venezolanas que está ayudando a perpetuar la miseria en Venezuela haciendo negocios con PDVSA.

Los países que apoyan a Maduro están, por la naturaleza de este régimen ilegítimo, llevando a cabo el intervencionismo extranjero del cual ellos acusan a otros. Hoy, Estados Unidos está trazando una línea clara entre aquellos que ayudan a las fuerzas de la represión y aquellos que dan vida a los sueños democráticos del pueblo venezolano. Aquí no hay ambigüedad acerca de cuál es la verdad. Gracias.

Con gusto responderé un par de preguntas.

PALLADINO: Muy bien, tenemos tiempo para un par de preguntas. Le damos la palabra a Associated Press. Matt Lee.

PREGUNTA: Gracias Robert. Señor Secretario, espero que tenga un buen viaje a Texas mañana.

SECRETARIO POMPEO: Gracias.

PREGUNTA: Usted mencionó que Rusia obtuvo solamente 4 de los 15 votos a su favor en la resolución del Consejo de Seguridad. Pero otros dirían que ustedes consiguieron solamente 54, es decir, el presidente interino Guaidó ha conseguido solamente 54 de los 195 países, más o menos, de la Asamblea General. Estamos hablando básicamente de lo mismo. Entonces, ¿está usted satisfecho con el impulso que hay detrás de Guaidó y su liderazgo? Y, segundo, usted dijo “sigan la pista del dinero” al hablar acerca de Cuba, sigan la ideología y luego mencionó el petróleo. Pero hay muchas personas, probablemente se les llamaría teóricos de la conspiración, que dicen “sigan la pista del petróleo”, cierto, y dicen que todo lo que EE.UU. quiere es el petróleo de Venezuela. Entonces quisiera preguntarle: ¿Todo se trata de que EE.UU. consiga el petróleo de Venezuela? Y, ¿tiene EE UU. algo que ver con el corte de electricidad?

SECRETARIO POMPEO: Permítanme responder en el orden cronológico inverso. Respecto al corte de electricidad, es el resultado directo de años de negligencia del sistema energético venezolano. Pueden hablar con expertos internacionales en energía; ellos lo han visto. El sistema ha tenido problemas por demasiado tiempo. Su capacidad de restablecer el suministro ha demostrado ser dificultoso y en los últimos años la situación ha empeorado. Esa fue la causa del corte eléctrico ocurrido y, sospecho, conociendo un poco de ingeniería, seguirá sucediendo.

La segunda pregunta fue… Matt, ¿recuérdame cuál fue la segunda pregunta? La primera fue acerca cuán satisfecho estaba con…

PREGUNTA: Petróleo.

SECRETARIO POMPEO: Petróleo.

PREGUNTA: ¿Puede usted…

SECRETARIO POMPEO: Estamos intentando conseguir al pueblo venezolano.

PREGUNTA: No para usted, sino para EE.UU.

SECRETARIO POMPEO: Para el pueblo venezolano. Estamos intentando restablecer el estado de derecho, la transparencia, la democracia y que la riqueza que se encuentra en el subsuelo de Venezuela sea para el pueblo venezolano.

PREGUNTA: Y luego el impulso de…

SECRETARIO POMPEO: Cierto, el impulso, la primera pregunta sobre el impulso del cambio. Siempre hemos querido que las cosas vayan más rápido, pero tengo confianza de que la tendencia se está moviendo en dirección del pueblo venezolano y continuará siendo así. Matt, no requiere mucho esfuerzo darse cuenta lo que está pasando aquí. El círculo se está cerrando. La crisis humanitaria aumenta cada hora. Hablé con nuestro funcionario de más alto rango en Venezuela anoche a las 7 u 8 de la noche. Se puede ver el dolor y sufrimiento crecientes que el pueble venezolano está padeciendo. Es la democracia y el estado de derecho y el presidente interino Juan Guaidó lo que ofrece la mejor oportunidad para que el pueblo venezolano revierta la tendencia y restablezca la grandeza de Venezuela. Y la OEA, el Grupo de Lima, conjuntamente con el apoyo de Estados Unidos, tienen el objetivo de lograr justamente eso.

PREGUNTA: Gracias.

PALLADINO: New York Times, David Sanger.

PREGUNTA: El apoyo de Estados Unidos a Juan Guaidó se dio temprano y me pregunto si podría hablarnos un poco acerca de lo que han estado haciendo desde ese momento. Primero que nada, ¿están dándole algún tipo de protección personal? Sé que el Sr. Bolton hizo una advertencia cuando Guaidó regresó a Venezuela acerca de su seguridad personal. Me pregunto si están haciendo por él lo que Estados Unidos hizo en años pasados en Afganistán y otros lugares en donde EE.UU. jugó un papel central en dar protección. Me pregunto si están tomando otros pasos que podrían ser vistos como una manera de consolidar su poder.

SECRETARIO POMPEO: Creo que la pregunta… No voy a hablar acerca de medidas específicas que podríamos o no podríamos estar tomando con respecto a la situación de seguridad para los líderes en Venezuela, como tampoco me gusta hablar de la situación de seguridad de ningún mandatario en el mundo.

PREGUNTA: Ustedes ciertamente hablaron de ello en el caso de Afganistán.

SECRETARIO POMPEO: Bueno, no lo vamos a hacer con este Departamento de Estado. Quizás otros gobiernos decidieron hacer eso; nosotros no lo vamos a hacer.

En cuanto a las medidas que hemos tomado en apoyo a Juan Guaidó, creo que hemos sido bastante transparentes acerca de lo que hemos hecho. Estamos apoyando a todos los países que quieren ser parte del equipo y ayudarnos a lograr el objetivo. El pueblo estadounidense ha sido enormemente generoso. Si miran nuestro presupuesto, hemos pedido hasta US$ 500 millones para ayudar a Venezuela el próximo año si logramos llegar al sitio adecuado en donde el nivel de recursos requiere un significativo nivel de recursos de Estados Unidos. Estamos empezando a formar una coalición que proveerá recursos también, porque no será una propuesta para que Estados Unidos vaya solo a restablecer la economía de la nación venezolana. Y luego hemos hecho lo mejor posible para ayudar a que Juan Guaidó forme su equipo, así como para nosotros tener un equipo en el lugar brindando los mismos servicios que damos a cada país para ayudar a que los gobiernos tengan éxito. Y continuaremos haciendo eso durante el tiempo que nuestro equipo esté en Venezuela.

PALLADINO: ¿Concluimos con eso, señor Secretario?

SECRETARIO POMPEO: Responderé una pregunta más.

PREGUNTA: ¿Una más?

PALLADINO: Lesley Wroughton de Reuters.

PREGUNTA: Gracias. Buenos días señor Secretario.

SECRETARIO POMPEO: Hola, ¿cómo está?

PREGUNTA: Un par de preguntas. Primera, ¿qué otros países están escondiendo activos venezolanos? Segunda, usted se reunió hoy con el secretario de asuntos exteriores de la India. ¿Estuvo de acuerdo en dejar de comprar petróleo al gobierno de Maduro? Ellos nos dijeron que hablarían con usted acerca de este tema. Exactamente, ¿qué les están pidiendo ustedes y han aceptado?

SECRETARIO POMPEO: Bueno, estamos pidiéndole a la India lo mismo que a cada país: no le lancen un salvavidas económico al régimen de Maduro. Hablamos acerca de… bueno no voy a caracterizar las conversaciones; son conversaciones privadas. Pero tengo la confianza, de la misma manera que India nos ha dado un apoyo increíble en nuestros esfuerzos con Irán, tengo la confianza de que ellos también entenderán cuál es la real amenaza para el pueblo venezolano. Tuvimos una buena conversación acerca de esto.

En cuanto a qué otros países esconden activos, les aseguro que esos países saben que nosotros sabemos. Pero no lo voy a compartir con ustedes porque si lo menciono hoy aquí, quién sabe cuántos de esos activos terminarían en Rusia. No queremos que los activos que circulan por el mundo sean transferidos a Rusia en donde serán escondidos de la manera que describí en mis comentarios iniciales hoy. Tenemos unos cuantos países que están brindándole ayuda y alivio al régimen de Maduro a un costo inmenso para el pueblo venezolano, y queremos asegurarnos de que los recursos, recursos que el pueblo venezolano va a necesitar después de la partida de Maduro, queremos asegurarnos de que esos recursos estén disponibles para el pueblo venezolano y no se envíen a Cuba, Rusia o Irán.

Muy bien, gracias a todos.

SR. PALLADINO: Gracias a todos.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.