JPEG - 25.9 KB

El director adjunto de la corporación rusa Rostec, Viktor Kladov, anunció que el presidente ‎Vladimir Putin aprobará próximamente la exportación del avión «furtivo» ruso Sukhoi 57. ‎Un Su-57 cuesta 45 millones de dólares, mientras que el precio de un F-35 es de 100 millones ‎de dólares. ‎

Entre los primeros compradores aprobados están Turquía (con 60 aviones), Egipto y Argelia ‎con 26 y Vietnam con 12. La India estaba interesada en este avión pero abandonó su programa ‎de desarrollo, retrasando así en 4 años el inicio de la producción. ‎

El Su-57 es superior al F-22 Raptor y al F-35 tanto en el combate aéreo cercano como en ‎maniobrabilidad. Dispone de 16 puntos de fijación para el armamento, 8 de los cuales van dentro ‎del fuselaje del avión. También dispone de 4 compartimientos internos cuya capacidad es 150% ‎superior a la del F-22A y 250% superior a la del F-35. ‎

Para hacerlo más competitivo, la industria rusa ha creado 14 nuevos tipos de armas para el Su-‎‎57. El arsenal de este avión de combate incluye misiles antirradar Kh-58UShK, misiles crucero ‎‎35UE y X-74M2, misiles aire-tierra Kh-38M así como bombas inteligentes KAB-250 y KAB-‎‎500. El Su-57 está equipado también con misiles BVR (Beyond Visual Range, o sea “fuera del ‎alcance visual) del tipo K-77M, cuyo radio de acción máximo es de 200 kilómetros. Para ‎el combate aéreo cercano, el Su-57 dispone de misiles K-74M2, con un alcance de ‎‎40 kilómetros.‎

Rusia podría considerar también la posibilidad de vender misiles hipersónicos Kinzhal X-47M2 ‎‎(2 000 kilómetros de alcance) y 3 M-22 Zircon (1 000 kilómetros de alcance) adaptados al Su-‎‎57.‎