JPEG - 24.8 KB

Funcionarios ucranianos declararon que la marina de guerra de Ucrania, así como un grupo naval ‎de la OTAN, iban a prepararse para cruzar el Estrecho de Kerch sin autorización de Rusia. Parece ‎que los ucranianos creyeron poder engañar a los rusos con esa estratagema. ‎

Simultáneamente, la OTAN realizó en el Mar Negro un gran ejercicio naval denominado «Escudo ‎Marino 2019». Los países de la OTAN se entrenaron en procedimientos de guerra ‎contra submarinos y contra las unidades de superficie y las aeronaves concebidos para las ‎condiciones de esa región. El escenario utilizado por la OTAN era un simulacro de respuesta a ‎una crisis en el marco de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. ‎

Catorce unidades de la marina de guerra rumana, aviones de guerra MiG-21 y F-16 rumanos, el ‎destructor holandés Evertsen, la fragata canadiense Toronto, la fragata española ‎‎Santa María, la fragata turca Gelibolu y el navío francés de abastecimiento Var participaron ‎en el ejercicio de la OTAN. ‎

Del lado ruso, a partir del 9 de abril, el 4º Ejército Aéreo y la defensa antiaérea así como la Flota ‎del Mar Negro realizaron maniobras conjuntas en el marco de un plan de control de capacidades ya establecido. ‎

Veinte bombarderos tácticos Su-34 y Su-24, aviones de asalto Su-25SM y aviones de guerra ‎‎Su-30 hicieron un simulacro de penetración del perímetro de defensa antiaérea y de ataque ‎contra unidades navales que habían cruzado la frontera rusa. El escenario incluía la destrucción de ‎‎2 navíos enemigos… un destructor y una fragata. Las características de los navíos incluidos en el ‎escenario ruso corresponden a la composición del grupo naval de la OTAN que participaba en ‎el ejercicio «Escudo Marino 2019». ‎

Los navíos de guerra rusos efectuaron misiones de defensa de la infraestructura costera de la ‎península de Crimea y de respuesta a los grupos navales del enemigo. ‎

También en el marco de la verificación de las capacidades de combate, 4 cazas Su-27SM del ‎‎38º Regimiento Aéreo, basado en Belbek (Crimea), dieron escolta a 2 bombarderos estratégicos ‎‎Tu-160 en el espacio aéreo del Mar Negro. Esos 2 bombarderos Tu-160 pertenecen a ‎‎22ª División Aérea de Bombardeo de la base aérea de Engels. Los Su-27SM se entrenaron en la ‎intercepción de objetivos aéreos en varias direcciones de ataque. Hasta el momento ‎los bombarderos Tu-22M3 eran utilizados en ese tipo de ejercicios. ‎

La verificación del nivel de preparación de las fuerzas rusas tuvo lugar en medio del ejercicio de ‎la OTAN «Escudo Marino 2019», que proporcionó a las fuerzas rusas la posibilidad de entrenarse ‎en condiciones cercanas al combate real. ‎

El simulacro de las fuerzas rusas es por consiguiente un claro mensaje a las fuerzas de la OTAN ‎para que se mantengan lejos de las aguas territoriales de la Federación Rusa en el Mar Negro, y ‎sobre todo bien lejos del puente del Estrecho de Kerch. ‎