Red Voltaire

El dispositivo de defensa de Crimea

Teniendo en cuenta que la OTAN podría ceder a la tentación de lanzarse a conquistar ‎Crimea, las fuerzas armadas de la Federación Rusa han reforzado considerablemente ‎la defensa de esa región, cuya topografía es en sí misma muy favorable a los ‎defensores. Valentin Vasilescu hace aquí un inventario de las fuerzas y medios ‎destinados a la defensa de la península.‎

| Bucarest (Rumania)
+
JPEG - 74.9 KB

Debido al relieve montañoso de la línea terrestre de 90 kilómetros que vincula la península ‎con Ucrania, conquistar Crimea es una tarea muy difícil. Durante la Segunda Guerra Mundial, ‎Alemania y Rumania tuvieron que utilizar 195 000 soldados para atacar ese territorio. ‎Hoy en día, Crimea está incluso mejor defendida que antes, ahora por parte de Rusia. Sólo los ‎ingenuos pueden pensar que la OTAN se arriesgaría a perder más de 70 000 hombres para ‎conquistar Crimea y regalarla después a Ucrania.‎

La defensa territorial de Crimea está en manos del 22º Cuerpo de Ejército, cuyos efectivos ‎ascienden a 32 000 hombres. En caso de necesidad, el 49º Ejército y el 58º Ejército rusos, ‎presentes en el Cáucaso, podrían intervenir como fuerzas de apoyo. Ese apoyo está garantizado ‎por 5 brigadas de infantería de marina. de tropas aerotransportadas y de tropas especiales, ‎respaldadas a su vez por varios regimientos de artillería.

La misión de esas fuerzas sería rechazar ‎las tropas terrestres enemigas provenientes del norte –de Ucrania– y rechazar también cualquier ‎tropa que tratara de desembarcar en la costa de Crimea. Las fuerzas rusas antes mencionadas ‎están equipadas con tanques T-72B3, blindados BMP-2 y BTR-82A, cañones autopropulsados ‎‎2S19 Msta, lanzacohetes Tornado-G y Grad, sistemas de defensa antitanque Khrizantema, ‎‎Kornet-D y antiblindados Konkurs-M. ‎

El puente del Estrecho de Kerch está defendido por 2 batallones independientes de infantería ‎de marina, un batallón de guardafronteras, un regimiento de artillería y una división de misiles ‎antibalísticos S-300 VM.‎

Los objetivos militares y civiles de Crimea se hallan bajo la protección de subunidades de guerra ‎radioelectrónica. Paralelamente, existen en Crimea sistemas electrónicos que permiten detectar ‎las coordenadas de las posiciones de tiro del enemigo y neutralizarlas con precisión en cualquier ‎momento, tanto de día como de noche. Algunas de esas estaciones (R-381T2, R-934U, R-‎‎330Zh, Borisoglebsk 2, PSNR-8 KREDO-M1, Murmansk-BN/Palantin y RB-341V Leer-3) ‎están emplazadas en tierra pero trabajan en red con drones Orlan-10 y helicópteros Mi-8. ‎Los sistemas de guerra electrónica están conectados también con los aviones [rusos de vigilancia ‎y control radioelectrónico] equivalentes a los AWACS estadounidenses, con los sistemas de ‎búsqueda antiaérea así como con la detección y la guía de tiro en las aeronaves de ataque y los ‎misiles crucero. ‎

El 22º Cuerpo de Ejército incluye también una brigada y un regimiento de misiles costeros ‎equipados con los sistemas Bastion-P y Bal. Una batería del tipo Bastion-P utiliza misiles ‎antibuque P-800 Oniks, con un alcance de 300 a 600 kilómetros y velocidad ascendente a ‎Mach 2,5. Una batería Bal utiliza misiles antibuque Kh-35U, con un alcance de 120 ‎a 230 kilómetros. Esos dos tipos de misiles son capaces de hundir navíos de 5 000 toneladas.‎

El 4º Ejército Aéreo y de Defensa Antiaérea garantiza el apoyo aéreo al 22º Cuerpo de Ejército y ‎tiene desplegados en Crimea un regimiento de 5 divisiones de sistemas antiaéreos S-400 y ‎‎2 regimientos mixtos de misiles antiaéreos Pantsir y Buk-3. En Crimea, la fuerza aérea ‎dispone de 120 aeronaves (aviones de combate polivalentes Su-27-SM y Su-30, bombarderos ‎‎Su-24 así como helicópteros Ka-52, Mi-35, Mi-8AMTsh, etc.).‎

La Flota del Mar Negro coopera con el 22º Cuerpo de Ejército en las acciones necesarias para ‎rechazar al enemigo y empujarlo lejos de las fronteras rusas. Para eso tiene a su disposición el ‎destructor Smetlivy, equipado con misiles mar-mar KH-35, las fragatas antisubmarinos Ladny ‎y Pitlivy, equipadas con torpedos Metel; y 6 submarinos Varshavyanka (Proyecto 636.3), ‎equipados con misiles antibuque Kalibr y Oniks. Los navíos más modernos son las 3 fragatas ‎de la clase Admiral Grigorovich, equipadas con sistemas de lanzamiento vertical de tipo universal ‎para los misiles Kalibr, Oniks y Zircon. Otras 3 nuevas corbetas de las clases Buyan-M ‎‎(Proyecto 21631) y Karakurt están equipadas también con lanzadores verticales universales para ‎los mismos tipos de misiles. ‎

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.