Por orden de Estados Unidos, unidades de las llamadas FDS (Fuerzas Democráticas Sirias), ‎iniciaron el 23 de agosto de 2019 el desmantelamiento de sus fortificaciones en la frontera sirio-‎turca, en la franja de suelo sirio que la prensa occidental prefiere designar como «Rojava». ‎El anuncio proviene del US CentCom, el mando de las fuerzas militares estadounidenses cuya ‎‎“área de responsabilidad” incluye el Medio Oriente y el Levante. ‎

Las FDS son en realidad una fuerza que se compone principalmente de mercenarios kurdos y ‎algunos árabes y que fue formada por Estados Unidos con la intención de instaurar un ‎seudo Kurdistán en el norte de Siria. De hecho, las FDS son una cobertura del PKK, la formación ‎separatista kurda creada en Turquía en 1978. ‎

Como habíamos anunciado previamente en este sitio web, 5 potencias implicadas en el ‎conflicto sirio han llegado a un acuerdo en virtud del cual:
- La gobernación siria de Idlib, hasta ahora ocupada por al-Qaeda y varios grupos afiliados a esa ‎organización terrorista, será totalmente liberada por las tropas de la República Árabe Siria;
- parte de los refugiados sirios presentes en Turquía serán temporalmente transferidos a una ‎franja de 40 kilómetros de profundidad en suelo sirio a lo largo de la frontera con Turquía. ‎